0
Publicado el 11 Febrero, 2020 por Prensa Latina en Salud
 
 

En Cuba se han realizado más de seis mil trasplantes renales

El 24 de febrero de 1970 un joven de 23 años de edad se convirtió en el primer cubano con un riñón trasplantado exitosamente y a partir de ahí muchas personas han sido beneficiadas.

Foto: acn.cu

Más de seis mil trasplantes renales se realizaron en Cuba desde 1970 a la fecha, cifra que evidencia el espíritu solidario del pueblo y la calidad de especialistas que intervienen en el proceso, aseguro hoy aquí un experto.

Para esos procederes Cuba cuenta con nueve centros (cinco en La Habana, Villa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba), además de una red de servicios nefrológicos distribuidos regionalmente y en estrecha relación con policlínicos y consultorios del médico de la familia.

Y es que la base del sistema de atención radica en los consultorios, donde los galenos pueden prevenir, controlar los factores de riesgo y pesquisar tempranamente al paciente afecto, dijo el Doctor Raúl Herrera, Jefe del Grupo Nacional de Nefrología en conferencia de prensa a propósito del 50 aniversario del primer trasplante renal en Cuba.

El 24 de febrero de 1970 un joven de 23 años de edad se convirtió en el primer cubano con un riñón trasplantado exitosamente y a partir de ahí muchas personas han sido beneficiadas.

En la actualidad en la red de unidades nefrológicas se atienden por diálisis tres mil 500 pacientes, de los cuales emergen los necesitados de trasplante, explicó Herrera.

Por su parte el doctor Mario Antonio Enamorado, jefe de la Oficina Nacional de Trasplantes, destacó que en los últimos cinco años en Cuba se han logrado donaciones de órganos mediante los cuales unas 900 personas se beneficiaron con una sustitución renal.

Subrayó que el éxito del programa se debe al altruismo de los cubanos, que ante un momento tan difícil como la pérdida de un ser querido muestran la disposición de donar órganos para salvar otras vidas.

La enfermedad crónica es considerada como una epidemia mundial que está incentivada por la longevidad poblacional y enfermedades como la diabetes mellitus e hipertensión arterial, asociadas ambas a la obesidad y los padecimientos renales primarios, entre otros factores causales y de riesgo.

Los expertos estiman que en Cuba aproximadamente un millón de personas padecen la enfermedad. (PL)


Prensa Latina

 
Prensa Latina