1
Publicado el 8 Diciembre, 2020 por Xinhua en Salud
 
 

El confinamiento aumentó el sedentarismo y empeoró la calidad alimentaria

Los especialistas sostienen que es
sedentarismo

Según la OMS, la actividad física regular reduce el riesgo de muerte prematura. Foto: mentesaludable.com

La reducción de la actividad física observada en los primeros meses de la cuarentena debido a la pandemia del nuevo coronavirus, pudo generar un aumento de los casos de diabetes tipo 2 y de los decesos por esta enfermedad, señala un estudio de la brasileña Universidad Estatal Paulista (Unesp).

El estudio, publicado en la revista especializada “Frontiers in Endocrinology”, fue difundido este lunes por la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Fapesp).

Está basado en informaciones compartidas por científicos sobre los primeros meses de la cuarentena en el mundo, para alertar que el sedentarismo durante el confinamiento puede generar enfermedades.

RIESGOS PARA LOS PACIENTES DIABÉTICOS.

El coordinador del estudio, Emmanuel Gomes Ciolac, explicó que las personas con diabetes tienen “un riesgo mayor” de desarrollar la forma más grave de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), además de que cuando no está bien controlada, “las posibilidades de muerte son muy grandes”.

El confinamiento aumentó la baja de actividad física, el comportamiento sedentario y empeoró la calidad alimentaria”, agregó.

El profesor recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que adultos entre 18 y 64 años realicen al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado a la semana y 75 minutos de alta intensidad.

Los especialistas sostienen que es “urgente” recomendar la práctica de ejercicio durante la pandemia, con base en encuestas levantadas por 35 instituciones de varios continentes respecto al comportamiento de las personas en el confinamiento.

Resultados de la investigación

Según los resultados de la investigación, en los primeros meses de confinamiento hubo una reducción del 35 por ciento en la actividad física, mientras que el comportamiento sedentario aumentó 28,6 por ciento.

Dentro de este comportamiento sedentario está que las personas pasen mucho tiempo sentadas o acostadas, además de una mayor ingesta de alimentos no saludables.

Estudios anteriores mostraron que la inactividad física en el mundo fue responsable de alrededor de 33 millones de casos de diabetes tipo 2 en 2019, así como de 3 millones de muertes en 2018, según el documento.

El grupo de investigación recomendó ejercitarse durante la cuarentena para fortalecer los músculos con ejercicios como abdominales, sentarse y levantarse, flexionar el cuerpo y realizar movimientos de tipo aeróbico como caminar, correr o andar en bicicleta. ((Xinhua)


Xinhua

 
Xinhua