0
Publicado el 19 Septiembre, 2021 por ACN en Salud
 
 

Las infecciones respiratorias y el retorno a los remedios de las abuelas

Con muchos más seguidores que detractores, en momentos de compleja situación epidemiológica, esta medicina natural y tradicional experimenta mayor auge, toda vez que las personas buscan prevenir la aparición de afecciones respiratorias, a la par de ser recomendadas por especialistas
Compartir
Las infecciones respiratorias y el retorno a los remedios de las abuelas.

Foto: veigler.com

Por MARITZA PADILLA VALDÉS

Por estos tiempos en que asoman Infecciones Respiratorias, son muchas las personas que apuestan por el retorno a las raíces y acuden a los “mejunjes” de la abuela, preparados a base de plantas medicinales, muy empleados en los hogares cubanos frente a la aparición de virus de gripe.

Maestras en la elaboración de infusiones con la combinación de ciertas plantas, sus recetas dejaban “de paquete” al aquejado, al vencer hasta al más fuerte de los resfriados.

Y es que en el país existen variedad de matas y hierbas, que previenen enfermedades y poseen cualidades como el fortalecimiento del sistema inmune y muestran eficacia en el combate a infecciones.

Con muchos más seguidores que detractores, en momentos de compleja situación epidemiológica, esta medicina natural y tradicional experimenta mayor auge, toda vez que las personas buscan prevenir la aparición de afecciones respiratorias, a la par de ser recomendadas por especialistas.

En tal sentido, publicaciones del periódico Granma indican que se ha incrementado en la nación la producción y consumo de jarabes como el de orégano, aloe y el Imefasma, para tratar Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).

Una de las plantas recomendadas y poseedora de innumerables bondades medicinales, es el jengibre, el cual aumenta las defensas del organismo, y así evita que los resfriados o gripes se desarrollen.

De sabor picante, proviene de los bosques lluviosos tropicales del subcontinente indio, al sur de Asia, y es usado también para ayudar a la digestión, reducir las náuseas y estimular la circulación, entre otros aportes, de acuerdo con páginas digitales.

Con una Casa de la Miel inaugurada recientemente, y ofertas de derivados, los pinareños demandan el propóleo, para hacer frente a bacterias y virus como los de la gripe o el resfriado debido a sus efectos antivirales, antinflamatorios, recomendables también para las molestias de garganta.

Son probadas, sus propiedades antifúngicas y antimicrobianas, por lo que su uso puede servir para tratar diversas enfermedades.

Esta sustancia resinosa, de color verde o casi negro, la obtienen las abejas de las yemas y cortezas de algunos árboles como el abedul, sauce, castaño, roble, pino y algunas plantas herbáceas.

Por sus tantas posibilidades en bien de la salud, el ajo resulta casi milagroso, pues además de su amplio empleo en la gastronomía, ya Hipócrates, padre de la medicina moderna, lo utilizaba para tratar distintas dolencias y nuestras abuelas conocían que es bueno para el hígado, para el aparato digestivo y los resfriados, coinciden sitios digitales.

Es descongestionante y un antibiótico natural muy efectivo; pero según las mismas fuentes, quizás lo más importante sea su poder inmunoestimulante y eficaz por demás contra la tos y la sinusitis.

Ideal para estos tiempos y muy usado sobre todo en vaporizaciones, el eucalipto es un árbol nativo de Australia, que tiene cualidades antibacterianas y activadoras de las defensas naturales.

Entre toda esa gama de flora medicinal, sobresale la equinácea originaria de América del Norte, muy vistosa por sus hermosas flores.

Textos virtuales indican que las tribus indígenas la usaban como desinfectante y bactericida, para curar heridas producidas por flechas y tratar las mordeduras de serpientes, ya que se trata de un antibiótico natural.

Sus efectos antimicrobianos le permiten combatir bacterias, virus y hongos. Estimula la producción de glóbulos blancos, lo cual contribuye a reforzar el sistema inmunitario.

El anamú en Cuba constituye una hierba que crece silvestre y resulta muy abundante en la isla, sobre todo en áreas fértiles del interior.

Por sus excepcionales propiedades curativas, en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de la nación, se realizó hace algún tiempo un estudio con extractos de la planta, que reveló la existencia de oligoelementos como selenio (Se), zinc (Zn), cobre (Cu), hierro (Fe) y magnesio (Mg), los cuales actúan sobre el sistema inmunológico, según publicaciones de Radio Guamá.

Añade el medio, que muchos lo emplean como infusión, por ser antiespasmódico, diurético, estimulante y sudorífico, analgésico local, antiinflamatorio en diversas afecciones de la piel, y se utiliza, además, contra la artritis, la malaria, el reumatismo y problemas de la memoria.

Son muchas más las plantas beneficiosas para la salud, reconocidas incluso en el cuadro básico nacional de productos naturales, pero sería muy extenso el listado. Por lo pronto, hay donde escoger, para seguir las prácticas de las abuelas y las recomendaciones de los especialistas. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN