0
Publicado el 11 Noviembre, 2021 por ACN en Salud
 
 

De manera progresiva restablece sus servicios el Hospital Pediátrico de Camagüey

Esta semana recuperaron la sala de Marianas, destinada en condiciones normales al tratamiento de niños y adolescentes con otras enfermedades respiratorias, que tienen un alta incidencia en esta etapa del año, al igual que la de cuidados intermedios, dedicada a los pacientes en estados graves y críticos en ese momento de mayor envergadura
Compartir
De manera progresiva restablece sus servicios el Hospital Pediátrico de Camagüey.

Foto: victoria.cu

Por MARIA ROSA DEL SOL ORUE

El Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, de la ciudad de Camagüey, restablece de manera progresiva sus servicios habituales, ante la disminución del número de positivos al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y el comienzo de la nueva normalidad en esa provincia.

La cifra de locales previstos para la asistencia a contagiados con la COVID-19 en el periodo en el cual el territorio presentaba su mayor complejidad epidemiológica se reduce, precisó Leonardo Ramírez Rodríguez, director del centro hospitalario.

Durante la presente semana fue recuperada la sala de Marianas, destinada en condiciones normales al tratamiento de niños y adolescentes con otras enfermedades respiratorias, que tienen un alta incidencia en esta etapa del año, al igual que la de cuidados intermedios, dedicada a los pacientes en estados graves y críticos en ese momento de mayor envergadura, explicó en comparecencia televisiva.

Ello permite tener la cobertura asistencial en correspondencia con los niveles de atención, pues prácticamente se dejó un grupo de camas necesarias para continuar con el seguimiento a los sospechosos o positivos al patógeno, quienes por sus características deben ingresar en el hospital, precisó.

A su vez, las consultas externas fueron retomadas esta semana, tras ser suspendidas por la contingencia epidemiológica, y paulatinamente se ampliará el universo de intervenciones quirúrgicas a realizar, en dependencia del suministro de insumos médicos y de la situación epidémica.

El galeno resaltó la ardua y compleja labor desplegada ante el incremento de la incidencia de la pandemia en la región agramontina, lo cual conllevó a adoptar un grupo de acciones.

En primer lugar, se reestructuró gran parte de la institución para el tratamiento de los niños y adolescentes infectados con el SARS-CoV-2, además de garantizarse la atención de aquellos que no podían esperar a recibirla por otras causas o patologías.

Entre las estrategias adoptadas en las citada institución sobresale la creación de dos cuerpos de guardia, uno para la asistencia a los casos de COVID-19 y otro para el resto de los pacientes, lo cual repercutió en el crecimiento progresivo de la cantidad de camas determinadas para el enfrentamiento al padecimiento infeccioso.

Inicialmente fueron destinadas 14 capacidades de un servicio, pero llegó a contarse con más de 150 con la particularidad de que en el hospital fueron tratados los niños y adolescentes de alto riesgo, y quienes requerían de un seguimiento intensivo por la gravedad de su estado.

El Pediátrico Eduardo Agramonte Piña, instituido hace 53 años como centro de ese tipo, brinda sus prestaciones a la toda la población de esas edades en la provincia de Camagüey, aunque algunas especialidades abarcan también a las de Ciego de Ávila y Las Tunas. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN