0
Publicado el 30 Junio, 2017 por Notimex en Tecnología
 
 

Nanotecnología evita oxidación de frutas

Las llamadas biopelículas o capas protectoras se producen, a través del procedimiento de electrohilado
Desarrollan exitoso nanorecubrimiento comestible que incrementa vida de alimentos. (Foto: http://agriculturers.com)

Desarrollan exitoso nanorecubrimiento comestible que incrementa vida de alimentos. (Foto: agriculturers.com)

México, 30 Jun.- Una capa protectora casi imperceptible a los seres humanos podría aplicarse a las frutas, a fin de evitar su oxidación y descomposición por siete o 10 días más de lo habitual.

La doctora adscrita a la Facultad de Ingeniería Química de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Verónica Santacruz Vázquez produce las llamadas biopelículas o capas protectoras, a través del procedimiento de electrohilado.

Explicó que cuando el agente microbiano se encapsula en casos como la manzana, plátano o tomate se libera de manera controlada, lo que evita por más tiempo la oxidación y descomposición de la fruta aún cuando ésta es cortada o almacenada en lugares húmedos.

Santacruz Vázquez enfatizó que la película es imperceptible sensorialmente. ‘Lo que buscamos es el empleo de biopolímeros encapsulables que no sean tóxicos, que tengan dosis permitidas por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) y por la normatividad mexicana’.

Se trabaja para aplicar estos materiales en el sectorfarmacéutico, con el objetivo de crear aplicaciones dermatológicas y coadyuvar a un proceso de cicatrización más rápido en la piel

Destacó que la técnica de electrohilado produce fibras de diámetros micro y nanométricos con una bomba conectada a una aguja capilar, una fuente de alto voltaje y un cilindro colector que mide de 10 a 15 centímetros de ancho.

‘Una vez formada la película observamos que el equipo permite obtener fibras muy estables, con un tiempo de vida útil de un año a temperatura ambiente’, detalló a la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y (Conacyt).

Agregó que además del sector alimentario, ya se trabaja para aplicar estos materiales en el farmacéutico, con el objetivo de crear aplicaciones dermatológicas y coadyuvar a un proceso de cicatrización más rápido en la piel. (Notimex)


Notimex

 
Notimex