0
Publicado el 29 Noviembre, 2017 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

¿Conoces las técnicas para aprender a manejar el umbral del dolor?

El dolor es algo muy subjetivo pero podemos aprender técnicas que nos ayuden a calmarlo.
Tecnologías para aliviar el dolor/T13.

(Foto: T13)

El dolor suele ser preocupación y sufrimiento para muchas personas, aliviarlo es oficio de especialistas quienes para ello emplean dentro y fuera de instalaciones de salud las más diversas tecnologías; algunas pueden ser bien sencillas, como las técnicas para aplicar por sí mismo, que aquí se recomiendan.

“El dolor es en realidad algo muy subjetivo”, dijo a la BBC la profesora Lesley Colvin, de la Universidad de Edinburgo,

“Varios experimentos demostraron que cuando a los pacientes se les decía que se les iba a someter a dolor sin medicamentos su tolerancia era mínima”, le dijo Colvin al programa Start Of The Week. “Cuando les dijeron que iban a aplicarle el mismo dolor pero bajo los efectos de morfina la tolerancia era mucho mayor, aunque en realidad se trataba de un placebo”.

El dolor, si es continuado, puede ser algo muy serio. No solo afecta a tu estado de ánimo sino también a tus relaciones personales, a tu capacidad para concentrarte y a mantenerte físicamente activo. Te hace disfrutar menos
de la vida y puede impedirte ser plenamente feliz. Los medicamentos que puede recomendarte tu médico no tienen el mismo efecto en todos los pacientes, ya que cada uno siente el dolor de forma diferente, pero puedes
complementarlos desarrollando métodos de autoayuda, recomiendan los expertos sanitarios.

El servicio de salud pública de Reino Unido, NHS, ofrece una serie de técnicas alternativas probadas para ayudarte a soportar mejor el dolor. Te resumimos las mejores:

1. Haz ejercicio

El ejercicio libera endorfinas que te hacen sentir mejor, además de los beneficios físicos que reporta a largo plazo. Actividades diarias tan simples como caminar, nadar o bailar pueden ayudarte a suavizar lo que te hace mal de forma directa, bloqueando las señales de dolor que llegan al cerebro.

Si te preocupa que pueda empeorar tu condición empieza a introducirlo de forma gradual. El NHS recuerda que, a la larga, los beneficios del ejercicio superan con creces cualquier aumento del dolor.

2. Respira correctamente

Concentrarte en la respiración también ayuda. Cuando uno siente dolor es muy fácil hiperventilar lo que te hará sentirte mareado, ansioso. Una mala respiración puede desembocar incluso en un ataque de pánico. Aprende a
inhalar y exhalar despacio y profundo, y verás que cuanto  controlas tu respiración podrás manejar mejor la intensidad de lo que te causa angustia, asegura el NHS.

3. Distráete

Realizar actividades que te distraigan del dolor es una manera de reducirlo. Cambia tu atención hacia algo diferente de manera que el dolor no sea lo único que tienes en la cabeza. Puedes buscar un hobby o alguna actividad que
te distraiga y requiera concentración. Coser, tejer, hacer puzzles, cuidar el jardín son actividades que pueden practicarse incluso si tu movilidad es reducida.

4. Duerme bien

“Muchas personas con dolor crónico temen acostarse porque es cuando el malestar se intensifica pero la falta de sueño puede empeorarlo”, dice Heather Wallace, de la asociación británica del dolor Pain Concern. Es
importante tratar de mantener una rutina de sueño para que consigas dormir toda la noche. Acuéstate y levántate siempre a la misma hora y evita echarte siestas durante el día, aconseja el NHS.

5. Relájate

Aprender técnicas de relajación puede ayudarte a soportar y reducir el dolor persistente. Estas técnicas pueden variar entre ejercicios de respiración a diferentes tipos de meditación, por ejemplo la atención plena, conocida como
mindfulness.

6. Refuerza tus vínculos

El dolor puede hacer que te aisles, es importante rodearte de familiares y amigos para no hundirte. No dejes que el dolor te aísle. Mantenerte en contacto con los tuyos es vital para conservar tu estado de ánimo arriba.

Intenta visitarlos o hablar con ellos a menudo aunque sea de forma breve y procura que la conversación no se centre en tu dolor.

7. Infórmate

También es importante que conozcas y aceptes tu situación. Acude a tu médico y busca información veraz sobre cómo hacer más soportable un dolor persistente en el caso de que padezcas una enfermedad crónica. Verás que hay
consejos específicos para reducir los síntomas o hacerte sobrellevarlo mejor. (BBC)


Redacción Digital

 
Redacción Digital