3
Publicado el 20 Diciembre, 2017 por ANSA en Tecnología
 
 

La lenta agonía del teléfono fijo

Quedaron atrás los años dorados en los que contar con un teléfono fijo era caro e inaccesible, en suma, un verdadero lujo, mientras que ahora es visto con desprecio sobre todo por los jóvenes, que lo observan como una especie de reliquia prehistórica
Telefonía celular sustituye a la fija/ Foto: El comercio Peru)

(Foto: El Cmercio Peru)

CIUDAD DE MEXICO, 20 DIC – En la guerra de la tecnología hay siempre vencedores y vencidos, y entre estos últimos figura el fijo, que perdió la batalla frente al celular, mientras se augura que tarde o temprano va a desaparecer.

En la última década, la cifra de s fijos en viviendas y negocios, pasó de 20 millones a 19,2 millones, lo que en la práctica constituye una reducción si se considera el aumento poblacional, pero también se compara con el salto que dio el uso de la telefonía móvil.

Por contraste, en ese período, las líneas móviles pasaron de 72 a 113 millones de usuarios, lo que significa que hay prácticamente un celular por cada habitante de este país.

Quedaron atrás los años dorados en los que contar con un fijo era caro e inaccesible, en suma, un verdadero lujo, mientras que ahora es visto con desprecio sobre todo por los jóvenes, que lo observan como una especie de reliquia prehistórica.

Carlos Hernández, analista de The Competitive Intelligence Unit, señaló que las grandes compañías de telecomunicaciones se han esforzado por darle ‘vida artificial’ al fijo mediante ‘combos’ que incluyen el llamado ‘doble’ y ‘triple play’ (telefonía fija, internet y televisión restringida).

Aunque hay todavía muchos s fijos, cada vez se utilizan menos, y la reducción promedio anual de tráfico es de 11,5% entre 2015 y 2017, mientras que la del móvil aumentó 43,8%, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

La Segunda Encuesta 2017: Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones, levantada por el IFT, arrojó que sólo el 3,8% de los usuarios contrata telefonía fija de manera independiente, mientras que la inmensa mayoría (96,2%) lo hace como un agregado de sus paquetes de televisión de paga o internet.

Muchos se preguntan si ha llegado la hora de contarle el réquiem al fijo, pero no faltan los nostálgicos que lo defienden.

‘Para mí es todavía indispensable porque se oye mejor y además los números de mi familia los tengo bien memorizados’, remarcó a ANSA Amalia Galicia, una ama de casa de 82 años.

Los expertos estiman que la principal razón para que la gente no use el fijo es, ‘irónicamente, la misma por la que fue muy exitoso durante muchas décadas: su funcionalidad se limita esencialmente a llamadas de voz’.

La proliferación de s móviles, tabletas y computadoras dejó a los s antiguos como meros ‘objetos de ornamento’ y a veces como ‘estorbos’.

Por ahora, es difícil pronosticar cuándo desaparecerá definitivamente pues entre adultos menores de 65 años el uso de este tipo de comunicación por voz es mayor, según un estudio de la firma Deloitte, según la cual el uso de llamadas de voz se redujo desde un 62% en 2010 a un 40% en 2014.

Luego de unos 125 años de servicio continuo, el fijo se prepara para desaparecer, siguiendo la huella del correo tradicional, y en México son cada vez son más las casas en las que no hay ninguno.

Para muchos usuarios, además, resulta también molesto tener una línea en la que la mayoría de las llamadas provienen de vendedores, cobradores o levantadores de encuestas, sobre todo en temporada electoral.

Con la muerte del fijo sobrevendría también la extinción de las peculiares cabinas telefónicas, no como la que usaba Superman para cambiarse de ropa y vestirse de héroe, sino como las más modestas en forma de globo ensartado en un poste, que suelen verse aún totalmente en ruinas en las ciudades.

Los gobiernos municipales hace tiempo que no invierten parte de su presupuesto en el mantenimiento de esta infraestructura que nadie utiliza y son blanco favorito del vandalismo. (ANSA).


ANSA

 
ANSA