0
Publicado el 31 Agosto, 2018 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Nuevos microprocesadores soportan tarjetas eSIM y conectividad celular

Intel se une a Qualcomm en la visión del PC siempre conectado
Los nuevos microprocesadores de Intel soportan tarjetas eSIM y conectividad celular/ hipertextual

(Foto: hipertextual.com)

Hace aproximadamente un año, Qualcomm habló largo y tendido sobre la importancia de evolucionar el concepto de ordenador portátil más allá de los nuevos formatos. Su visión, expuesta a lo largo del Snapdragon Summit, se basaba en llevar tecnologías y hábitos del smartphone al escritorio. Y, obviamente, su plataforma Snapdragon 835 —ahora Snapdragon 850— quedó posicionada como la mejor opción.

Los hábitos y tecnologías a los que Qualcomm se refería eran, esencialmente, tres:

  • Equipos siempre encendidos, con autonomías superiores a las 20 horas.
  • Equipos siempre conectados, con módems que permitan trabajar en redes móviles (4G LTE, 3G, etc.).
  • Equipos muy delgados, carentes de ventiladores y de dimensiones similares a un tablet convencional.

Nueve meses después de aquel discurso pro-Snapdragon, toda la industria del PC parece creer que en esa misma visión. Microsoft adaptó Windows para hacerlo compatible con los chips de Qualcomm; los fabricantes han presentado diversos equipos con SoCs ARM; y las operadoras, especialmente en Estados Unidos, apoyan el movimiento mediante promociones y servicios adjuntos a este tipo de ordenadores.

Sin embargo, el paso quizá más importante de todos ha sido el de Intel. Sus nuevos microprocesadores siguen la misma estela de Qualcomm y hacen énfasis en prolongadas autonomías, diseños reducidos y conectividades LTE. Apostar por estas tres áreas no es algo nuevo para el fabricante californiano, pero el nivel de interés mostrado en estos aspectos —especialmente en el ámbito de la conectividad— deja claro que el paradigma descrito por Qualcomm hace casi un año forma parte del futuro, a corto y medio plazo, de toda la industria.

 

Algunos fragmentos del comunicado oficial emitido por Intel sobre sus nuevos microprocesadores de la serie U e Y:

*Gracias a los nuevos procesadores serie U, los portátiles y 2 en 1 podrán acceder a un nuevo nivel de rendimiento, mientras que las baterías durarán hasta 16 horas con una sola carga mediante sistemas con consumo optimizado orientados a duraciones de hasta 19 horas.

*La tecnología Intel Wireless-AC permite compartir, descargar y transmitir contenido mediante streaming a velocidades de un gigabit, además de disfrutar de conectividad ininterrumpida y fiable gracias a los LTE de un gigabit de Intel, con soporte para eSIM y Modern Standby.

*Nuevos diseños ultrafinos y ligeros, con menos de 7 milímetros de grosor y menos de 500 g de peso, para uso en hogares, oficinas y viajes.

 

El muro de las operadoras

Hablar de redes de telefonía móvil en dispositivos diferentes a un smartphone levanta, instantáneamente, un muro de acceso. Las operadoras, dado el mayor uso de su red, intentan sacar partido mediante bonos multiSIM o tarifas especiales; y los clientes, por el momento, muestran cierto rechazo ante ese tipo de estrategias comerciales.

Levantar una idea como el portátil con conectividad celular, implica, por lo tanto, derribar ese muro apropiadamente. Bien sea mediante el convencimiento de los consumidores, o bien mediante el trabajo conjunto con las operadoras. (Publicación original de en hipertextual)


Redacción Digital

 
Redacción Digital