0
Publicado el 14 Noviembre, 2019 por ACN en Tecnología
 
 

Crean robot en la CUJAE y clasifica para una competencia internacional

Se trata de un vehículo autónomo en pequeña escala, cuyo objetivo es recorrer un escenario establecido bajo reglas estandarizadas, en el menor tiempo posible.

Foto: granma.cu

Un robotracer de la disciplina Seguidor de líneas, primero de su tipo en Cuba en clasificar para una competencia internacional de robótica, y bautizado como Palmiche, ha sido creado por el Equipo Mambí de la Universidad Tecnológica de La Habana (CUJAE).

Se trata de un vehículo autónomo en pequeña escala, cuyo objetivo es recorrer un escenario establecido bajo reglas estandarizadas, en el menor tiempo posible.

Con tal propósito, Palmiche o robotracer cuenta con tres oportunidades para recorrer el escenario, donde se suele utlizar el primer chance con objetivo de adquirir la mayor información posible de ese espacio, y de esta forma en las dos oportunidades posteriores optimizar el recorrido y disminuir el tiempo en que completa el objetivo, refiere la información de Granma.

De esta forma, la Mayor de las Antillas hace historia con este prototipo: un diseño y construcción ciento por ciento cubano, desarrollado por estudiantes y profesores del Grupo de Robótica y Mecatrónica (GRM) de la Cujae, en colaboración con las Facultades de Arquitectura y Automática.

Sin embargo, la versión con la que el Equipo Mambí clasificó en la categoría Robotracer de la disciplina Seguidor de líneas, no es la misma con la que competirá, pues el GRM se ha dado a la tarea de perfeccionar a Palmiche para que gane en velocidad y autonomía, explicó Ivón Oristela Benítez González, coordinadora del grupo.

Añadió Ivón, que la tercera versión de Palmiche supera cinco veces en velocidad a la primera, pues se trabajó en el diseño de las transmisiones mecánicas, en las áreas de hardware y software, así como en la arquitectura de la pista final.

El Ministerio de Industrias colaboró asimismo en el proyecto, mediante la empresa de muebles Dujo, donante del material melanina, en el que el robot va a realizar el recorrido en la Competencia de Robótica 2019.

Esta cita, convocada por la Universidad Técnica Federico Santa María, de Chile, sirve de clasificación para una competencia mundial en Japón, máxima expresión de estos eventos.

Pero la propuesta de Palmiche va más allá de este importante mérito de ser el primer robot cubano en competencia, pues sus creadores ya comenzaron a pensar en cómo llevarlo a la industria nacional.

Actualmente se está trabajando en la idea de hacer un almacén inteligente en la Cujae, utilizando parte del principio de funcionamiento de los robots seguidores de línea como Palmiche, pero a una mayor escala, con el objetivo de mover mercancías sin necesidad de la intervención humana.

Hace más de 30 años, varios académicos e investigadores de la Isla comenzaron a interesarse por el mundo de la robótica como parte de grupos científicos o proyectos de posgrado, pero poco a poco se fueron articulando, hasta que en noviembre de 2018 se creó el Grupo para el Desarrollo de la Robótica en Cuba.


ACN

 
ACN