0
Publicado el 11 Febrero, 2020 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Volkswagen y Nissan

Reutilización de baterías de coches eléctricos para almacenar

Las empresa automovilísiticas consideran que puede ser valioso encontrar un segundo uso para las baterías de EV que ya no son adecuadas para alimentar un vehículo.
baterías ensambladas

foto: elperiodicodelaenergia

En teoría, tiene sentido, pero en la práctica, unir una colección de baterías que tienen diferentes cantidades de vida útil restante requiere una ingeniería muy sofisticada.

Tesla ya ha decidido que es mejor reciclar las baterías usadas para recuperar las materias primas en lugar de reutilizarlas. Pero Nissan y Volkswagen piensan que puede ser valioso encontrar un segundo uso para las baterías de EV que ya no son adecuadas para alimentar un vehículo.

En Hamburgo, Volkswagen empacó cincuenta baterías de 9.9 kWh de automóviles Passat GTE dentro de un contenedor y lo instaló en una terminal de autobuses de VHH en la sección Bergedorf de la ciudad. Cuando estén en red, las baterías tendrán una capacidad nominal de 450 kWh.

VHH es la compañía de transporte local para el área y tiene varios autobuses eléctricos fabricados por MAN Truck & Bus, una división de Volkswagen, en su flota. Las baterías se montan en bastidores y luego se interconectan a través de un sistema de administración de baterías para formar una batería grande.

Un objetivo del proyecto es desarrollar un concepto de almacenamiento de batería flexible que permita el reemplazo de baterías, según un informaron.

Stefan Sahlmann, jefe de MAN Transport Solutions, dice: “El segundo uso de la batería es un tema extremadamente importante en vista de la electrificación cada vez mayor de la movilidad en su conjunto. En el barrio Bergedorf de Hamburgo, queremos investigar cómo se comportan las baterías usadas junto con nuestro socio del proyecto, para que podamos desarrollar aplicaciones futuras. El proyecto con VHH y Volkswagen es parte de nuestra estrategia para hacer sostenible el transporte del futuro».

auto eléctrico

foto: elperiodicodelaenergia

La instalación de Hamburgo es en gran medida un proyecto experimental. Se probarán diferentes escenarios para optimizar el consumo de energía en el depósito de autobuses de VHH.
Se pretende mejorar la utilización de la red y amortiguar las cargas máximas cuando se cargan los autobuses eléctricos. Además, el proyecto espera aprender más sobre cómo envejecen las baterías de segundo uso y cómo desarrollar sistemas de administración de baterías más eficientes. Esos hallazgos podrían desempeñar un papel importante para las futuras tecnologías que prolonguen la vida útil de las baterías de ion-litio.

El experimento de Nissan

Otro experimento de batería de segunda vida lo están realizando Nissan y American Electric Power en Ohio, según Bloomberg. Están utilizando tecnología desarrollada por Relectrify, una startup con sede en Melbourne, Australia.

La compañía dice que ha presentado una nueva tecnología de inversor que es significativamente menos costosa que cualquier otra del mercado. La compañía dice que sus sistemas pueden extender la vida útil de la batería en un tercio y reducir los costos de almacenamiento de energía en un 50%.

«El inversor es el talón de Aquiles del almacenamiento de energía», dice Bradley Smith, presidente de Beauvoir Consulting Services y anteriormente ejecutivo que desarrolla productos de baterías de segunda vida en Nissan.
El sistema de Relectrify combina un inversor con un sistema de gestión de batería, lo que reduce los costos del sistema. American Electric Ohio está utilizando baterías de automóviles Nissan LEAF caducadas en una prueba del mundo real diseñada para verificar los resultados obtenidos en las pruebas de laboratorio.

sistema de baterías opara almacenar electricidad

foto: elperiodicodelaenergia

Un almacenamiento de energía más barato podría proporcionar una alternativa para agregar más capacidad en subestaciones eléctricas o construir más transformadores. También podría aprovecharse para proporcionar energía de respaldo y aumentar la confiabilidad para los consumidores, según Ram Sastry, vicepresidente de innovación y tecnología de American Electric.

Algunos potenciales usuarios finales siguen desconfiando en la reutilización de las baterías de iones de litio. Están preocupados por su longevidad y los costos de reutilizar las células, según el jefe de energía limpia de BNEF, Logan Goldie-Scot.

«Muchos clientes aún no se sienten cómodos con las baterías de segunda vida, incluso con un fuerte descuento», dice.

Las pruebas del mundo real en Ohio pueden ayudar a disipar algunos de esos temores, lo que conducirá a un mayor uso de baterías EV reutilizadas para el almacenamiento de energía por compañías eléctricas como American Electric Power en el futuro.

(fuente: elperiodicodelaenergia)


Redacción Digital

 
Redacción Digital