0
Publicado el 5 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Se nombra

Una bicicleta impulsada por pilas de combustible de hidrógeno

Según sus responsables, la idea es que "Alpha" entre a producción este 2020 y su objetivo es servir primero para plataformas de servicio de bicicletas compartidas, servicios públicos y transporte en empresas, y más adelante en el año poder salir a la venta para usuario final.
bicicleta francesa Alpha

foto: vix

Proyectos de vehículos impulsados por hidrógeno hay muchos, desde coches, aviones y barcos, hasta camiones y taxis voladores; sin embargo, se ha escuchado muy poco de las bicicletas eléctricas de hidrógeno, que ahora también buscan hacerse un hueco en esta ambiciosa tecnología que quiere despegar en todo el mundo como una alternativa verde.

“Alter Bike” fue un proyecto que nació hace seis años con la pretensión de fabricar una bicicleta eléctrica impulsada por pilas de combustible de hidrógeno. Hoy, después de varios años de investigación y desarrollo, “Alter Bike” se transforma en “Alpha”, la que busca ser la primera bicicleta de hidrógeno en entrar a producción a gran escala.

“Alpha”: impulsada por pilas de combustible de hidrógeno

Alpha Bike

foto: xataka

“Alter Bike” nació como una iniciativa de la compañía francesa Pragma Industries, centrada en la fabricación de pilas de combustible de hidrógeno. Esta empresa cuenta con el apoyo de Cycleurope, que diseña bicicletas, y BMS PowerSafe, que se encarga de diseñar sistemas de gestión de baterías.

“Alpha” es su primer producto oficial y aseguran que está lista para entrar a producción a gran escala durante los próximos meses e iniciar su comercialización en todo el mundo.

En la bicicleta “Alpha” encontramos una batería de iones de litio y una pila de combustible, que es alimentada por un cilindro de gas de hidrógeno. Sus responsables esperan que en un futuro puedan lanzar cartuchos de hidrógeno reutilizables, que servirían para rellenar el cilindro de acuerdo a las necesidades y así ampliar su autonomía sobre la marcha. Esto es una propuesta que surge ante la falta de estaciones de hidrógeno.

De acuerdo a las especificaciones, el cilindro de “Alpha” tiene una capacidad de 300 bar, lo que ofrecería una autonomía de hasta 150 km, que es una cifra sumamente interesante si tomamos en cuenta que las bicicletas eléctricas ofrecen una media de 50 km.

La carga de la bicicleta de hidrógeno es de 2 minutos

foto: xataka

Otro punto que se destaca en la bicicleta impulsada con hidrógeno es su tiempo de recarga, que, según sus creadores, es de aproximadamente dos minutos, mientras que las bicicletas eléctricas necesitan entre 3 y 4 horas para cargar su batería.

Pierre Forte, CEO de Pragma, mencionó:

“Las bicicletas de pila de combustible alpha ofrecen ventajas significativas sobre las bicicletas de batería eléctrica, tanto en términos de autonomía como de repostaje. Mientras que las baterías suelen tardar varias horas en recargarse, los cilindros de hidrógeno pueden rellenarse en menos de dos minutos. Para servicios de grandes flotillas, esto es invaluable.”

Según sus responsables, la idea es que “Alpha” entre a producción en este 2020 y su objetivo es servir primero para plataformas de servicio de bicicletas compartidas, servicios públicos y transporte en empresas, y más adelante en el año poder salir a la venta para usuario final.
Hasta el momento no han definido un precio, el cual dependerá primero de su éxito en plataformas de servicio.

(fuente: xataka)


Redacción Digital

 
Redacción Digital