0
Publicado el 20 Junio, 2020 por EFE en Tecnología
 
 

Lanzada por el gobierno de Japón

Aplicación móvil COCOA intenta frenar contagios de COVID-19

COCOA notifica a las personas que han estado a menos de un metro de distancia de un infectado durante más de quince minutos en los últimos catorce días para que voluntariamente se pongan en cuarentena o soliciten ayuda médica
Un hombre protegido con una mascarilla camina por la calle en Tokio, Japón. El gobierno de Japón lanzó una aplicación móvil que notifica a las personas que han estado en contacto cercano con infectados de COVID-19.EFE/EPA/FRANCK ROBICHON

Un hombre protegido con una mascarilla camina por la calle en Tokio, Japón. El gobierno de Japón lanzó una aplicación móvil que notifica a las personas que han estado en contacto cercano con infectados de COVID-19./ Foto EFE

Tokio, 19 jun (EFE).- El gobierno de Japón lanzó este viernes una aplicación móvil, denominada COCOA, que notifica a las personas que han estado en contacto cercano con infectados de COVID-19 dicha circunstancia.

‘Esta aplicación la usa la persona que esté de acuerdo y no acumula su informaión privada. Se espera frenar el contagio de la epidemia, siempre que no se revele información personal, espero que mucha gente la descargue y la use’, indicó Abe el jueves.

COCOA notifica a las personas que han estado a menos de un metro de distancia de un infectado durante más de quince minutos en los últimos catorce días para que voluntariamente se pongan en cuarentena o soliciten ayuda médica.

El sistema depende de la aportación también voluntaria de los infectados, que tienen que avisar de su estado a la aplicación para que esta lo comunique a las personas con las que ha estado en contacto físico, informó la cadena pública japonesa de radio y televisión NHK.

Para respetar la privacidad, la información está encriptada, no es gestionada directamente por el gobierno y se eliminará después de 14 días almacenada. Las personas que reciban notificaciones no sabrán dónde, cuándo o con quién se ha producido el contacto.


EFE

 
EFE