0
Publicado el 17 Junio, 2020 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Para sustituir a los astronautas por robots trabajan en Japón

Cada cual lleva la exploración del espacio a su manera y en Japón se han puesto en marcha proyectos para sustituir a los astronautas por robots espaciales.
sustituir a los astronautas por robots

Fuente: rotspac

Enviar un astronauta al espacio es tremendamente caro. Este es uno de los principales argumentos de la empresa nipona Gitai para confiar en los robots espaciales. Su objetivo es crear máquinas con una gran autonomía o que puedan ser fácilmente controlables desde la Tierra mientras están en órbita.

El discurso de Gitai sobre los robots espaciales no cae en saco roto. La JAXA, la agencia espacial japonesa, es consciente de los costes asociados al envío de personas al espacio. Los propios astronautas también saben bien que la robótica resulta de gran ayuda. Es más, esta ayuda podría llegar a funcionar de otra forma. En lugar de servirse de las máquinas como apoyo en una misión tripulada, los robots podrían ser los ojos y las manos en el espacio de técnicos que los dirigieran desde una estación de control.

Gitai señala que si se sustituyen los astronautas por robots espaciales, el coste se reduciría en un 90%. Las máquinas podrían conducir investigaciones, bajo la vigilancia de los humanos en la estación de control. En realidad, serían como los drones, cuyos operadores los manejan a distancia.

La automatización de los trabajos espaciales

Evidentemente a estas alturas ya hay muchos aspectos de la exploración espacial que están automatizados. No podría ser de otra forma. En el espacio se invierten las proporciones. La mano de obra humana es extremadamente escasa, a veces inexistente o inoperativa. Así que este vacío lo han llenado habitualmente los robots espaciales.

Lo que se propone desde Gitai es un nivel más allá. En realidad, las metas de esta empresa nipona reflejan la tendencia de la industria espacial. La tecnología cada vez es capaz de una mayor independencia, al tiempo que las tareas a realizar en la órbita terrestre crecen.

La NASA ha trabajado en robots humanoides que llegado el momento podrían ser los primeros colonizadores de Marte. Un planeta cuya exploración lleva ya años a cargo del rover Curiosity, completamente autónomo.

Este mismo esquema de rover autónomo es el que SpaceX quiere llevar a la Luna. La empresa de Elon Musk tiene grandes ambiciones, pero quizá no le dé para todo. Y en este contexto cobra más sentido el mensaje que ha lanzado el CEO de Gitai: “Queremos que nuestros robots construyan bases para Blue Origin y SpaceX”.


Redacción Digital

 
Redacción Digital