1
Publicado el 10 Octubre, 2020 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Como para pensarlo

¿Es seguro WhatsApp? No respondas antes de leer

La aplicación también tiene sus defectos, la privacidad del usuario y la protección de datos ya no son su prioridad
logotipo WhatsApp

© Foto : Pixabay/geralt

Big Tech, el acrónimo que se refiere a las 4 o 5 empresas multinacionales más grandes del mundo occidental -Google, Amazon, Facebook, Apple y a veces Microsoft-, es famoso por sus nefastos métodos de recopilación de datos. Pero, por alguna razón, precisamente WhatsApp, que es propiedad de Facebook, ha volado bajo el radar.

Con 2 mil millones de usuarios mensuales WhatsApp es el servicio de mensajería más popular del mundo. Desde que fue implementado el cifrado de extremo a extremo en 2016, la mayoría de las personas confían en que el contenido de sus mensajes de WhatsApp está seguro. Pero hay que tener en cuenta otros aspectos a la hora de elegir una plataforma de mensajería adecuada, escribe la revista VICE Germany.

El cifrado de extremo a extremo garantiza que nadie, excepto el remitente y el destinatario, tenga acceso al contenido de las conversaciones, ni siquiera WhatsApp. El uso de cualquier aplicación de mensajería sin esta garantía de seguridad no tiene ningún sentido.

Pero WhatsApp también tiene sus defectos. Lo que pasa es que la privacidad del usuario y la protección de datos ya no son su prioridad, y también pueden preocupar los planes para fusionar dicha aplicación con otros servicios que pertenecen a Facebook, como Facebook Messenger e Instagram DM.

¿Entonces por qué deberíamos eliminar WhatsApp de nuestros teléfonos y reemplazarlo con una alternativa más confiable?
Primero

WhatsApp quiere acceder a todos tus contactos, y no se trata sólo de aquellos que utilizan la plataforma. Es que los usuarios proporcionan los números de teléfono de sus contactos en WhatsApp, así como otros que figuran en la libreta de notas de su teléfono móvil. Tienes que confirmar que aceptas pasarle a WhatsApp dichos números para que te proporcione sus servicios. Puedes rechazar el acceso, pero la plataforma te impedirá realizar llamadas, escribir mensajes de grupo o hacer transmisiones.

Pero si permites el acceso, WhatsApp podrá leer la información de todos tus contactos. Incluso si alguien no usa WhatsApp, pero se guarda como un contacto en tu teléfono, su nombre, número de teléfono, correo electrónico y domicilio podrían ser compartidos con WhatsApp, sin su consentimiento.

WhatsApp parece tener poco interés en la seguridad de los datos, destaca el medio. Facebook, su empresa matriz, quiere recopilar la mayor cantidad de datos posible y, al aceptar los términos de uso, otorgamos a WhatsApp el derecho de compartir información con otras compañías de Facebook y vincular nuestro número de teléfono a nuestras cuentas de Facebook.

Segundo

WhatsApp vigila lo que haces. La plataforma no conoce el contenido de los mensajes que estás enviando, pero recoge casi todo lo demás. De acuerdo con su política de privacidad, a WhatsApp le interesa cómo interactúas con otros, así como la hora, la frecuencia y la duración de sus actividades e interacciones. En otras palabras, es posible que WhatsApp no rastree lo que estás discutiendo, pero sabe dónde lo estás discutiendo, con quién y por cuánto tiempo.

Dependiendo de si cambia la configuración de seguridad, WhatsApp puede ver tu foto de perfil, tu apodo, tu estado y la “última hora en línea”.

Tercero

WhatsApp podría compartir tu información. La aplicación no es en sí una herramienta de vigilancia, pero en ciertas circunstancias es posible que tus datos que figuran en WhatsApp.

La verdad es que nadie puede garantizar que las cosas no salgan mal en el futuro o que el tesoro de datos de WhatsApp no sea pirateado por un empleado.

La cuarta razón

Consiste en que Brian Acton, cofundador de WhatsApp, ha abandonado la empresa. Es difícil confiar en la dirección de WhatsApp bajo Mark Zuckerberg, cuando su cofundador tampoco lo hace, destaca el medio. Después de vender la aplicación a Facebook por 22 mil millones de dólares en 2014, Acton se separó de Facebook a finales de 2017 por sus preocupaciones sobre la privacidad y la monetización.

“Vendí la privacidad de mis usuarios a un mayor beneficio”, confesó Acton a Forbes en 2018.

En marzo de 2018, el excompañero de Mark Zuckerberg twitteó un mensaje simple: “Es hora. #deletefacebook.”

La quinta razón

Es que WhatsApp a veces te pide romper tu cifrado de extremo a extremo. Probablemente hayas notado que WhatsApp te envía de vez en cuando un mensaje emergente, preguntándote si deseas guardar una copia de seguridad de tu historial de chat en Google Drive o iCloud. Pero eso resulta ser una trampa: debido a estas copias de seguridad tu historial de chat se almacena en los servidores de Apple y Google sin cifrado de extremo a extremo.

“Los archivos multimedia y los mensajes no están protegidos por el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp cuando se almacenan en Google Drive”, advierte la página de preguntas frecuentes de WhatsApp.

Los mensajes con un temporizador de autodestrucción garantizan una mejor protección contra eso, ya que se eliminan automáticamente después de un período de tiempo determinado, pero WhatsApp no ofrece actualmente esta función.

Al final, te damos la sexta razón: el código de WhatsApp no es público.

WhatsApp no quiere revelar exactamente cómo se programó, lo que puede parecer una medida de seguridad, pero en realidad es todo lo contrario. El software es más seguro cuando su código se hace público, para que los expertos independientes puedan examinarlo cuidadosamente en busca de posibles defectos.

Hay un argumento importante para usar WhatsApp: todos los demás lo hacen. Pero, después de leer este artículo, deberás pensarlo bien, teniendo en cuenta todas las razones que hemos explicado.

Fuente: sputniknews


Redacción Digital

 
Redacción Digital