0
Publicado el 27 Noviembre, 2020 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Sin abrirla y manipulara

Nuevo método para analizar a las momias

El procedimiento permite estudiarla sin tener que abrirla y manipulara, combinando por primera vez las tomografías computarizadas y los rayos X
Un arqueólogo inspecciona una momia en Cairo, Egipto.

Imagen ilustrativa de un arqueólogo inspeccionando una momia en Cairo, Egipto. Imagen tomada de actualidad.rt.com

Cada vez son más los avances tecnológicos que hacen posible comprender las civilizaciones anteriores a la nuestra. No solo los nuevos dispositivos y técnicas proporcionan datos desapercibidos o incapaces de analizar tiempo atrás, sino que también lo hacen sin dañar los hallazgos arqueológicos, para conservarlos de mejor manera.

Este es el caso de un equipo de científicos que ha usado un nuevo método para investigar el interior de una momia de 1.900 años, que fue descubierta en Hawara, un sitio arqueológico en Egipto. El procedimiento permite estudiarla sin tener que abrirla y manipulara, combinando por primera vez las tomografías computarizadas y los rayos X.

Si bien la tecnología de rayos X se ha utilizado para examinar momias por casi 100 años, su combinación con la tomografía computarizada es completamente nueva y proporciona imágenes de resolución mucho más alta, según los hallazgos publicados en la revista Journal of the Royal Society Interface.

El autor principal del estudio y profesor de la Universidad Northwestern en Chicago (EE.UU.), Stuart Stock, explicó a la CNN que el equipo implementó la tomografía computarizada para formar una “hoja de ruta tridimensional del contenido de la momia”.

Luego, los expertos proyectaron rayos X más delgados que un cabello humano sobre el cadáver para identificar los elementos dentro de la momia. “Los rayos X emiten lo que es esencialmente una huella dactilar que es característica del material”, detalló Stock.

Pero lo que encontraron los investigadores los sorprendió.

Estatus social y causa de muerte

El cadáver al cual se le aplica por primera vez esta técnica, no pertenecía a una mujer adulta, como se creía anteriormente, sino a una niña que no había desarrollado sus dientes permanentes, según Phys.org. Se cree que la menor tenía alrededor de cinco años cuando murió.

En sus envoltorios se identificó una pequeña pieza de carbonato de calcio puro, que los expertos creen que era un amuleto en forma de escarabajo. Los escarabajos, que estaban asociados con el dios del sol Ra del Antiguo Egipto, a menudo se colocaban dentro del abdomen de los cuerpos durante la momificación.

El hallazgo también ofreció nuevas pistas sobre el estatus social de la momia. “Esta persona estaba en los escalones más altos de la sociedad. Podían permitirse el lujo de tener un escarabajo y una momificación, lo que requería de una enorme cantidad de recursos”, destacó Stock.

Gracias a los escáneres los investigadores pudieron descartar algunas posibles causas de muerte de la niña momificada. “Parece que no hubo ningún trauma esquelético”, apuntó el autor principal, agregando que eso significa que es poco probable que la menor haya muerto de forma violenta.

Fuente: RT


Redacción Digital

 
Redacción Digital