0
Publicado el 15 Septiembre, 2021 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

Instalado nuevo cable submarino de Google para conectar a EE.UU., Reino Unido y España

Con 16 pares de fibra, se espera que mejore la resistencia de la red de Google.
Compartir
Boya del Grace Hopper en Bude (Inglaterra, Reino Unido).

Boya del Grace Hopper en Bude (Inglaterra, Reino Unido). Imagen tomada de actualidad.rt.com

La compañía estadounidense Google ha terminado la instalación de un nuevo cable submarino, llamado Grace Hopper, que conecta EE.UU., Reino Unido y España, según un comunicado publicado este martes en su página web.

El proyecto, que fue anunciado el año pasado, conectará Nueva York con la localidad británica Bude y el municipio español de Bilbao. Con 16 pares de fibra, se espera que mejore la resistencia de la red de Google que sostiene sus productos para consumidores y empresas.

Desde la empresa con sede en California indican que su objetivo es apoyar a los usuarios que confían en sus productos, así como a los clientes que utilizan sus herramientas para hacer crecer su negocio. “El Grace Hopper representa una nueva generación de cable transatlántico”, reza el texto.

Asimismo, señalan que el cable submarino les permitirá planificar y prepararse para las futuras necesidades de capacidad de sus clientes, sin importar en qué parte del mundo se encuentren, así como satisfacer una creciente demanda de conectividad y servicios de banda ancha.

“Novedosa conmutación de fibra'”

“El cable utilizará una novedosa ‘conmutación de fibra’, que nos permite mover mejor el tráfico alrededor de las interrupciones para una mayor confiabilidad”, continúa el texto, que asegura que permitirá la circulación de información de forma rápida y segura entre América y Europa, aumentando la capacidad y potenciando los servicios de Google como Meet, Gmail y Google Cloud.

Por último, detallan que el Grace Hopper utilizará una nueva arquitectura de conmutación multidireccional para proporcionar niveles óptimos de flexibilidad y resistencia de la red para adaptarse a fallas imprevistas o patrones de tráfico.

El mes pasado Google y Facebook anunciaron su participación en el proyecto de construcción del cable submarino de internet Apricot, de 12.000 kilómetros de longitud, junto a la compañía filipina de telecomunicaciones PLDT.

Fuente: RT

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital