Una mujer elitista y prejuiciosa

Helena María Ferreira Fernandes, o simplemente, Helena Fernandes, es una actriz y modelo brasileña que se destaca fundamentalmente en la televisión; ya suma más de 30 trabajos en el medio. Nació el 19 de octubre de 1968 en la ciudad de Río de Janeiro. Trabajó como modelo e hizo comerciales. Luego se inscribió en un curso de actuación en video cuando tenía 21 años.

Debutó en 1996 en la telenovela Quem É Você? y en el mismo año realizó la serie: Caça Talentos. Desde entonces ha participado en Laberinto, Força de Um Desejo, Roda da Vida, Kubanacan, entre otros muchos proyectos. En cine Helena Fernandes trabajó en las películas: Se Eu Fosse Você y en 2009: A Drift. También dobló al personaje Reina Blanca en la película Alicia en el País de las Maravillas (2010).

Helena se destacó en 2014 en la telenovela Malhação Sonhos, donde interpreta a Lucrecia Gurgel, una mujer que descubre que tiene cáncer de mama. Como parte de la historia, la actriz protagonizó una escena haciéndose un autoexamen de mamas, lo cual generó polémica en redes sociales.

“En ese momento asustó a la gente… Me acogieron tanto en ese momento y acogí a tanta gente e hice campaña por el Octubre Rosa, por la importancia del autoexamen, de la vigilancia con respecto a la salud. El artista tiene una voz diferenciada y debe usarla para ayudar, para aportar al otro de alguna manera. Creo que esto es fundamental”.

Alejada de la pantalla de Globo, la actriz volvió a la emisora en la piel de Eugenia, una socialité vanidosa y elitista, dueña de Chic Store, en la telenovela Suerte de vivir de 2019.

Su personaje es descrito como una mujer vanidosa y presuntuosa, propietaria de una tienda de ropa donde trabaja la protagonista Paloma da Silva, Grazi Massafera como costurera. “Eugenia es una empresaria de la industria de la moda. En su mente, rico es rico, pobre es pobre. Tiene un hijo adolescente al que mima y él, en cierto modo, aprovecha eso para conseguir lo que quiere. Esto le genera conflictos con el esposo, quien considera que Eugenia malcría al chico».

Sobre su relación con el personaje de Grazi Massafera comentó al sitio Correio Braziliense: ”… hubo una ruptura al comienzo de la novela entre las dos que cambió su historia. Espero que esto cambie de aquí al final de la telenovela por el amor que siente por su hijo, al que crió mal (risas), y que, de hecho, ahora se está arreglando, con la entrada de la abuela en la trama; está cambiando por la llegada de Vera (Ángela Vieira) y creo que Eugenia también. Creo que el amor realmente cambia”.

Helena Fernandes cuenta con tres hijos de entre 16 y 31 años, pero no se considera posesiva como Eugenia. “Para mí educar es formar el carácter, es una responsabilidad muy grande en la vida de cualquier padre, de cualquier madre. A ellos les dedico lo mejor de mí, lo mejor de mi cariño. En mi mente, estoy formando mejores seres humanos para este mundo que cada vez es más loco…”.

La artista, además de la actuación, tiene visibilidad con temas como el cáncer de mama y abuso sexual, experiencia que vivió a los 14 años y que denunció a la periodista Fátima Bernardes: ”Hasta el día de hoy no se habla con claridad de violación y abuso sexual. Vivimos en una sociedad sexista, enferma y tóxica. Aún hoy el hombre piensa que la mujer, por haber decidido ponerse un atuendo más atrevido, tiene derecho a abusar de ella”.

Mientras avanza Suerte de vivir, podrán disfrutar de la actriz y modelo Helena Fernandes, Eugenia, que continuará posesiva con su hijo y autoritaria con el marido. Chocará varias veces con Paloma y con su hija, y criticará las decisiones de su modernísima madre…

***

Fuentes consultadas y fotos: Purepeople, Biografiaresumida, Oplanetatv, NoticiasDaTv, blogs correiobraziliense, gauchazh, revista Quem, wikipedia,Gshow, Instagram, resumodasnovelas, spdiario,Emais, Noticias da tv

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos