0
Publicado el 29 Octubre, 2016 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Cuba: Destacada experiencia en gestión de riesgo de desastres

En la mayor isla de las Antillas las autoridades junto con la población resultan protagonistas de la labor que se desarrolla en virtud de la salvaguarda de la vida del ser humano, en primer lugar, y de los bienes materiales
Efectos de Matthew en Baracoa.

Debido a la adopción de las medidas de prevención contenidas en los planes contra desastres, el huracán Matthew ocasionó cuantiosas pérdidas materiales en Guantánamo, pero no hubo que lamentar ni un solo fallecido.

Por REINA MAGDARIAGA LARDUET/PL*

La necesidad imperiosa de prevenir, reducir y controlar los factores de riesgo de desastre en una sociedad es una temática incluida en las agendas de trabajo de las naciones del mundo.

Sin embargo, no en todas la adecuada preparación y respuesta ante situaciones de desastre se encuentra al nivel que se requiere.

Pero, lejos de evaluar el trabajo de otros, pretendemos destacar la labor de la mayor isla de las Antillas en esa temática, donde las autoridades junto con la población son protagonistas de este hecho, en el que está implícito la salvaguarda de la vida del ser humano.

A tenor de ello, este mes de octubre se celebró en el capitalino hotel Palco el II Curso taller sobre enfoques y herramientas para la gestión de riesgos de desastres y la adaptación al cambio climático en función del desarrollo sostenible.

La cita permitió acoger a estudiantes procedentes de 11 países caribeños: Antigua y Barbuda, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Trinidad y Tobago, Bahamas, Dominica y Suriname.

A propósito de los resultados, el coordinador general del curso, Rudy Montero, dijo a Prensa Latina que los participantes solicitaron mantener esos encuentros de capacitación para reducir las vulnerabilidades de sus comunidades.

Una cuestión muy importante es que el programa académico se confeccionó a partir de los intereses de los matriculados, dijo el también jefe del grupo nacional de evaluación de riesgos de la Agencia de Medio Ambiente de Cuba.

Por eso, además de las conferencias, los representantes de los países caribeños realizaron visitas a instituciones importantes de nuestra isla, explicó.

Asimismo, añadió, en respuesta a esa solicitud, la última jornada del II Curso taller se celebró en la provincia más occidental de Cuba, Pinar del Río, donde radica el centro para la gestión de reducción de riego de desastre que desarrolla una labor destacada.

En tal sentido, quisimos que los representantes caribeños apreciaran de primera mano cómo funciona esa instalación, y su sistema de alerta temprana.

También, que ellos evaluaran el proceso de implementación de los resultados de los estudios de peligro de vulnerabilidad y riesgo en las comunidades, señaló.

Montero elogió que esta isla ha terminado 97 estudios de vulnerabilidad y riesgo enfocado a los peligros de origen natural, como las inundaciones por intensas lluvias, afectaciones por de fuertes vientos, penetración del mar e intensa sequía, entre otros temas.

El funcionario manifestó su regocijo por el sentir de los participantes en esta segunda edición, quienes resaltan que Cuba, a pesar de sus pocos recursos, comparte su potencial científico con otros países del Caribe.

LA VOZ DE ANTIGUA Y BARBUDA SOBRE EL TALLER

El II Curso taller sobre enfoques y herramientas para la gestión de riesgos de desastres fue ovacionado por un representante de Antigua y Barbuda.

Este evento fue muy educativo, y ganamos mucho en conocimientos, dijo a Prensa Latina el funcionario del departamento de Medio Ambiente de ese país, Itajah Simmons.

Además, esta cita nos facilitó el intercambio de experiencias con colegas de otras naciones para reducir vulnerabilidades ante esos fenómenos naturales, añadió.

Al decir de Simmons, el Caribe está enclavado en una zona de peligro, por la actividad sísmica, y debemos estar preparados por lo que representa para la vida animal, humana y vegetal.

Ante una interrogante sobre la preparación de su país en materia de alerta temprana, respondió que hay un centro especializado en ese sentido.

Sin embargo, existen otras instalaciones que lo apoyan, para advertir ante cualquier anormalidad climatológica, señaló.

Asimismo, “tenemos creadas las condiciones para informar a la población a través de la radio y otros medios de comunicación, de pronosticarse algún fenómeno”.

El Curso taller responde a la iniciativa del presidente cubano, Raúl Castro en la V Cumbre de la Comunidad del Caribe 2014.

Por eso, en 2015 tuvo lugar la primera edición, y como continuidad se celebró la recientemente la segunda.

* La autora es periodista de la redacción de Ciencia y técnica de Prensa Latina.


Prensa Latina

 
Prensa Latina