1
Publicado el 24 Octubre, 2017 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Olvidar optimiza la memoria

La clave de la memoria es hacer que las personas puedan tomar decisiones inteligentes dadas determinadas circunstancias. Y para eso, olvidarse de las cosas sin importancia puede ser fundamental, afirma el investigador Blake Richards

Ottawa, 23 oct (PL) Una de las claves para mejorar la memoria podría estar en la necesidad de olvidar ciertas informaciones, muestra hoy una investigación de científicos canadienses de la Universidad de Toronto.

La clave de la memoria es hacer que las personas puedan tomar decisiones inteligentes dadas determinadas circunstancias. Y para eso, olvidarse de las cosas sin importancia puede ser fundamental, indicó Blake Richards, investigador de la casa de altos estudios.

Coautor de un estudio de revisión que se centra en el rol que el olvido de la información juega en la memoria, Richards insistió en que resulta importante que el cerebro olvide detalles irrelevantes y en su lugar se centre en las cosas que ayudarán a tomar decisiones en el mundo real.

Las investigaciones neurobiológicas sobre la memoria han tendido a centrarse en los mecanismos celulares involucrados en el almacenamiento de información, conocida como persistencia, pero se ha prestado mucha menos atención a los involucrados en el olvido, también conocido como transitoriedad.

A menudo se asume que la incapacidad de recordar se reduce a una falla de los mecanismos involucrados en el almacenamiento o recuperación de información.

Encontramos mucha evidencia de investigaciones recientes de que existen mecanismos que promueven la pérdida de memoria, y que estos son distintos de aquellos involucrados en el almacenamiento de información, explicó por su parte Paul Frankland, profesor de la Universidad de Toronto y científico principal de neurociencias y mental salud en el Hospital para Niños Enfermos, SickKids.

Un estudio reciente en el laboratorio de Frankland demostró que el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo parece promover el olvido, valorado como un hallazgo interesante ya que esta área del cerebro genera más células en los jóvenes.

La investigación exploró cómo el olvido en la infancia puede jugar un papel en por qué los adultos generalmente no tienen recuerdos de los eventos que ocurrieron antes de la edad de cuatro años.

De acuerdo con Richards, hay dos buenas razones por las que nuestros cerebros gastan tanta energía almacenando recuerdos como tratando de olvidar información.

Por un lado, en un mundo en constante cambio, la información antigua se vuelve obsoleta y no tan importante como para recordarla. Si estás tratando de navegar por el mundo y tu cerebro constantemente trae múltiples recuerdos conflictivos, eso hace que sea más difícil tomar una decisión informada, explicó.

La otra razón importante refleja un concepto utilizado en modelos de inteligencia artificial conocido como regularización. Este principio tiene como objetivo obtener modelos de computadora para aprender a hacer generalizaciones basadas en grandes cantidades de datos.


Prensa Latina

 
Prensa Latina