4
Publicado el 26 Febrero, 2018 por Rosa M. Cubela en Cocina
 
 

Boniatillo seco

Este es un dulce que ha formado parte de los postres o golosinas típicos de la cocina cubana. Las abuelas siempre los tenían a la mano para sorprender a los chicos con una meriendita al regresar de la escuela. Hoy no se ve con tanta frecuencia, pero se confecciona
Boniatillo seco.

Boniatillo seco.

A cargo de ROSA M. CUBELA

Ingredientes:

2 libras de boniato

2 tazas de agua

½ cucharadita de sal

2 pedazos de cáscara de limón o naranja

2 pedazos de canela en rama

2 libras de azúcar

1 cucharadita de vainilla

4 o 5 cucharadas de harina de trigo

 Preparación:

Lava bien los boniatos hasta dejarlos sin tierra y quítales la cáscara. Ponlos a cocinar con agua, sal y un pedazo de cáscara de limón o naranja y canela. Cocínalos hasta que se ablanden y déjalos refrescar.

Luego hazlos puré. Mide la cantidad de puré de boniato y añade igual cantidad de azúcar blanca, un cuarto de cucharadita de sal, otro pedazo de cáscara de limón o naranja y de canela. Echa todo en una cazuela gruesa y revuelve un poco antes de ponerlo a la candela para mezclarlo todo bien. Cocínalo alrededor de media hora, con una cuchara de madera y en línea recta, de un lado a otro sin revolverlo, hasta que esté bien espeso y se separe de los lados de la cazuela. Retíralo del fuego y añádele la vainilla. Viértelo por cucharadas sobre una tabla enharinada, formando unas lomitas. Polvorea cada porción de boniatillo con un poco de harina de trigo y deja secar al aire hasta que la superficie se vea quebrada y dura. Deben quedar duros por fuera y amelcochados por dentro.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela