0
Publicado el 24 Julio, 2017 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Para saber más acerca del alcoholismo

El alcoholismo se diferencia del abuso de alcohol, que es cuando el consumo excesivo trae problemas de distinta índole (con la ley, laborales, entre otros), pero no necesariamente se llega al alcoholismo
Persona encadenada al alcohol.

Persona encadenada al alcohol. (Foto: dinoalasdrogas.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Vamos a ofrecerles algunos elementos para que ustedes conozcan diversos elementos que los ayuden a conocer causas, factores de riesgo, circunstancias que llevan a las personas a tornarse adictas, y otros detalles

Causas y factores de riesgo

No hay una única causa y hay quienes aseguran que determinados genes podrían favorecer el riesgo de desarrollar la enfermedad, pero sin dar a conocer exactamente cuáles serían y cómo funcionan.

Las personas que tienen mayor riesgo de transformarse en alcohólicas son aquellas que:

-Tienen poca autoestima.

-Jóvenes presionados por su grupo de pares.

-Padecen problemas de relacionamiento interpersonal.

-Sufren de esquizofrenia, trastornos de ansiedad o trastorno bipolar.

-Llevan una vida estresante.

-Tienen fácil acceso al alcohol.

-Viven en una cultura donde el consumo abusivo de alcohol está socialmente aceptada.

Síntomas

-Ansiedad.

-Beber en soledad.

-No poder dejar de beber aunque se vea afectada la salud, la familia, el trabajo.

-Necesidad de cada vez más alcohol para sentir el efecto.

-Hostilidad al mencionarse el tema de la bebida.

-Excusas inventadas para seguir el consumo.

-Dejar de participar en actividades por el alcohol.

-Inapetencia y poco interés por la comida.

-Necesidad de beber todos los días para poder llevar el día a día.

-Ausencias laborales o escolares o problemas de rendimiento.

-Violentarse luego de beber.

-Intentar ocultar su consumo.

-Descuido de la imagen personal, falta de interés en la higiene y el aspecto.

-Temblores matutinos o luego de pasar períodos sin consumo de alcohol.

-Necesidad progresiva de consumir más.

-Lagunas mentales (lapsus de memoria) luego de beber mucho.

-Síntomas de abstinencia alcohólica tras no beber durante mucho tiempo.

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento es dejar el consumo por completo, es decir, la abstinencia. Para lograrlo es preciso la contención y el apoyo familiar así como una fuerte red social.

Si bien la persona que tiene el problema es quien tiene que tomar la decisión de tratarse para dejar su adicción, el apoyo del entorno es fundamental para ayudarlo. Para ello, muchas veces es importante hacerles ver que se está preocupado por su estado, demostrarle el daño que se está haciendo a sí mismo y a quienes lo quieren.

Los tratamientos de recuperación en general incluyen:

-Apoyo para la salud mental.

-Terapias y asesoramiento para abordar la enfermedad, sus efectos y cómo controlarse.

-Atención médica.

Esta es una enfermedad crónica después de adquirida. Sin embargo, la persona puede dejar de beber y no volver a hacerlo nunca más.

Este es un serio problema de salud pública y social.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela