0
Publicado el 15 Octubre, 2020 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Otras mascarillas naturales para estar bellas

Aplicar una mascarilla es un cuidado intensivo que complementa los cuidados diarios básicos. Cada mascarilla está formulada para cumplir una función específica. Según sus ingredientes pueden servir para absorber la grasa superficial de la piel y evitar el acné, retener el agua en la piel e hidratarla, atenuar las líneas de expresión, exfoliar y retirar todas las células muertas de la superficie
Mascarillas preparadas con frutas y otros productos naturales.

La mascarilla de plátano beneficia a todo tipo de piel. (Foto: graficoaldia.mx).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Las mascarillas de frutas y vegetales son maravillosas para la piel. Con pocos minutos y sin esfuerzo puedes nutrir y embellecer tu piel antes de enfrentarla al sol del verano.

Aplicar una mascarilla es un cuidado intensivo que complementa los cuidados diarios básicos. Cada mascarilla está formulada para cumplir una función específica. Según sus ingredientes pueden servir para absorber la grasa superficial de la piel y evitar el acné, retener el agua en la piel e hidratarla, atenuar las líneas de expresión, exfoliar y retirar todas las células muertas de la superficie.

Todas se aplicarán siempre empezando por el cuello en movimientos ascendentes, para proseguir por el mentón, mejillas, nariz y frente. Dejando libres la boca y los ojos sobre los que se aplicarán dos algodones mojados en una infusión de manzanilla o té.

Recuerda que antes de aplicarte una mascarilla tu piel debe estar limpia. Usualmente se deben dejar en la cara de 10 a 15 minutos, después debes de quitártela con agua, preferiblemente a temperatura ambiente.

Mascarilla de plátano: Pela el plátano y prepara un puré. Con la punta de los dedos extiende la pulpa de la banana en la cara. Déjala por aproximadamente 15 minutos. Beneficiosa para todo tipo de piel.

Mascarilla de pepino: Pela el pepino y pásalo por la licuadora. Aplicar de igual forma. Es ideal para la piel grasa o normal.

Mascarilla para exfoliar: La piel forma una capa de células muertas cada día, por lo que es recomendable hacer una exfoliación suave y regular que servirá también para eliminar las impurezas que se acumulan a causa de la contaminación. Mezclar tres cucharadas soperas de sal fina con una cucharada sopera de aceite de oliva. Aplicar sobre el rostro realizando unos masajes de abajo arriba y hacia afuera. Dejar actuar cinco minutos y aclarar con agua tibia. Aplicarla también en manos, cuello y escote. También se puede preparar mezclando con una crema de limpieza, un poco de azúcar y unas gotas de limón o naranja.

Mascarilla rejuvenecedora: El aguacate posee enormes propiedades hidratantes para la piel por su gran contenido de aceite. Para aprovechar sus magníficas propiedades es necesario comprar un fruto que esté bien maduro y mezclarlo con unas gotas de aceite de oliva hasta formar una pasta bien homogénea.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela