1
Publicado el 15 Abril, 2020 por María de las Nieves Galá León en Cultura
 
 

Alegrando el corazón

Con su música, Ernesto González Valdivia llega a sus amigos y los convoca a quedarse en casa, ante el peligro del nuevo coronavirus

Alegrando el corazón.

Por MARÍA DE LAS NIEVES GALÁ

Foto: AGUSTÍN BORREGO

“¿Qué hacer para llegar a mis amigos ahora que lo necesitan?” Esa interrogante dio vueltas durante varios días en la mente de Ernesto González Valdivia, más conocido como El Pintor de la tierra, quien radica en La Habana.

Sensibilizado con la situación actual que vive el país por motivo del embate del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, Ernesto quiso sumarse al esfuerzo que hacen los miembros de la UNEAC para llegar, desde diversas plataformas, al público.

Finalmente, se decidió por la música. Autor e intérprete de varios discos como Tonadas del pintor de la tierra y Soy un quíquere en mi tierra, y del demo Soy del Viento, Ernesto ha comenzado a regalar algunas de sus canciones a amigas y amigos, incluidos médicos, enfermeros y pantristas del hospital Salvador Allende, en el capitalino municipio de Cerro.

“Nombré a mi proyecto Alegrando el corazón. Muchos viven solos, algunos están hasta enfermos. Los llamo y les pregunto qué género desean escuchar: punto cubano, son montuno, cuartetas o rancheras.

“A través de mi equipo de música, pongo la canción escogida para que la escuchen a través del teléfono. Mis amigos lo han agradecido y se lo han dicho a otros que también se han comunicado conmigo. Me hace feliz a mí, que estoy solo, y además les alegro la vida. Es una forma sencilla de participar, es mi granito de arena para acerarme a los cubanos en estos tiempos complejos”.

De formación autodidacta, Ernesto González Valdivia es natural del central Tuinucú, en Sancti Spíritus, y reside desde hace años en la capital cubana. Su primera exposición con pinturas provenientes de la tierra la efectuó en 1988, en la galería de cerámica del Parque Lenin y desde entonces sus cuadros han tenido una gran aceptación.


María de las Nieves Galá León

 
María de las Nieves Galá León