3
Publicado el 12 Abril, 2020 por Liset García Rodríguez en Cultura
 
 

Pensar y reír en tiempos de coronavirus (+video)

#Quédateencasa, es la mejor vacuna que hoy se puede administrar, gracias a la cual han aparecido diversas formas de cómo pasar el tiempo mientras cuidamos la salud propia y de la familia

Por LISET GARCÍA

Clases de ortografía que nunca vienen mal. (Tomado de eldesmarque.com)

Clases de ortografía que nunca vienen mal. (Tomado de eldesmarque.com)

Memes y chistes en Internet para paliar la estancia obligatoria en casa, han proliferado en estos días para bien de los que seguimos la exhortación #Quedateencasa. Unos más serios y reflexivos, otros menos tensos, y la mayoría hechos para hacer reír, válvula que alivia la presión en medio de un panorama que no tiene nada de simpático.

Muchos planean lo que harán cuando todo pase, y mientras tanto garantizan una adecuada protección con nasobucos y frecuente lavado de las manos, como se ha indicado. Esas acciones se han convertido en foco de atención y de conversaciones en cada centro laboral y en los hogares.

Un momento especial llega cada noche a las 9 con los aplausos de homenaje al personal de la salud, a los científicos y todo aquel que no puede quedarse en casa porque trabaja intensamente para cuidar y salvar.

Hablando de ortografía HAYAN se debió escribir en singular: haya 8892 granitos (solo se conjuga en plural cuando es usado como verbo auxiliar, como en: hayan escrito bien); y REVISARÉ, así con tilde porque es palabra aguda. (Tomado de eldesmarque.com).

Hablando de ortografía HAYAN se debió escribir en singular: haya 8892 granitos (solo se conjuga en plural cuando es usado como verbo auxiliar, como en: hayan escrito bien); y REVISARÉ, así con tilde porque es palabra aguda. (Tomado de eldesmarque.com).

No se olvida tampoco el deber de solidarizarnos y ayudar a quien lo necesite, y, también, buscar modos de pasar el tiempo lo mejor posible con artilugios relajantes, imaginativos, hechos para sobrellevar el aislamiento social y tener la mente sana.

Después de ordenar gavetas, restablecer botones, limpiar rincones, tomar la decisión de botar esas cosas inservibles que guardamos para cuando nos hagan falta y a esa hora no aparecen, nos queda releer esa novela que nos gusta y estábamos esperando el tiempo para volver a hacerlo. Oír música, ver televisión, son otras opciones, sumado a navegar en internet y revisar lo publicado en las redes sociales, replicar, escribir nuestras impresiones de los sucesos, responder mensajes, publicar fotos de antes y de ahora…

En ese océano interminable hay que hallar el modo de no naufragar, ya que demasiada información puede abrumarnos. Pero disponer de tiempo de conexión en tiempos de coronavirus nos permite también disfrutar de quienes, y no son pocos, han dedicado su tiempo a idear ingeniosas fórmulas que regalan alegría, y además estimulan el pensamiento, tocan la sensibilidad o simplemente sirven para desconectar un rato.

Abundan los chistes dedicados a las personas gruesas, dada la ansiedad que provoca el aislamiento y que a algunos les ha dado por hablar de comida y comer incesantemente. (Tomado de eldesmarque.com).

Abundan los chistes dedicados a las personas gruesas, dada la ansiedad que provoca el aislamiento y que a algunos les ha dado por hablar de comida y comer incesantemente. (Tomado de eldesmarque.com).

Se lee de todo: El esposo que le dice a la esposa: ahora que hemos estado tanto tiempo juntos he comprobado que yo no sabía que tú eras tan simpática, o el que la ve vistiéndose, maquillándose y con tacones y cartera en mano, y le pregunta adónde tú vas, y ella de un tirón se da la vuelta y le responde: voy a la cocina a tomar café…

Algunos chistes han vuelto a aparecer reciclados, como este:

Viene un avión con cuatro pasajeros a bordo (Donald Trump, Jair Bolsonaro, Nicolás Maduro y una colegiala de 10 años), que está a punto de estrellarse, y solo hay 3 paracaídas.

Trump dice: “Lo necesito. ¡Soy el hombre más inteligente de los Estados Unidos y necesito resolver la pandemia!” Toma un paracaídas y salta.

Bolsonaro dice: “Tengo que lidiar con el desastre de COVID-19 en Brasil”, toma otro y salta.

“Puedes tener el último paracaídas”, dijo Nicolás Maduro a la niña de 10 años. “He vivido mi vida. La tuya apenas está comenzando”.

El ingenio se ha puesto en primera fila. (Tomado de eldesmarque.com).

El ingenio se ha puesto en primera fila. (Tomado de eldesmarque.com).

La niña responde: “No se preocupe, quedan dos paracaídas: el hombre más inteligente de los Estados Unidos acaba de saltar con mi mochila”.

O este otro, también de corte político, aparecido en un sitio español: “Boris Johnson ingresado, el Príncipe Carlos con coronavirus, el Príncipe Harry exiliado y la Reina Isabel II confinada, es el momento de recuperar Gibraltar, ahora o nunca”.

He aquí uno que razona e invita a pensar: “Cuando Isaac Newton fue puesto en cuarentena en 1655 debido a la peste bubónica, aprovechó el tiempo para inventar el cálculo, desarrollar su teoría sobre la óptica y formular las leyes del movimiento y la gravedad…”

Aparecido en la sección de Manualidades en un periódico, la siguiente receta indica también cómo pasar el tiempo:

Juegos de palabras y de imágenes de todo tipo proliferan en las redes. (Tomado de eldesmarque.com).

Juegos de palabras y de imágenes de todo tipo proliferan en las redes. (Tomado de eldesmarque.com).

“Hoy en manualidades trabajaremos con materiales fácil de conseguir en casa: necesitaremos –Vaso, –Hielo, –Ron, –Coca Cola”.

Hay variedades de memes parecidos a este otro:

Anuncio de oferta turística para plan de vacaciones con los mejores destinos:

-Punta Cama
-Playa Jardín
-Costa de balcón
-Puerto Bañus
-Gran sofá
-Playa del Garaje.

 

 

Ay, qué resistencia hay que tener. Pero, lo siento, me quedo en casa. (Tomado del muro de Facebook de Regla).

Ay, qué resistencia hay que tener. Pero, lo siento, me quedo en casa. (Tomado del muro de Facebook de Regla).

Reservas: www.entucasa.com

Hechos todos para reírnos y comprobar que la risa es esa curva que lo endereza todo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este video es un regalo, que pandemia por medio, se agradece mucho. (Recibido vía Whasapp).

  1. te envio mi corazon



Liset García Rodríguez

 
Liset García Rodríguez