0
Publicado el 8 Julio, 2020 por ACN en Cultura
 
 

Rubén Darío Salazar: con el Premio Nacional de Teatro seguirán los sueños y la creación

La cultura cubana es hermosa, tiene historia, una raíz potente y es importante comunicarla, en virtud de ampliar el horizonte del niño en cuanto a información, preguntas y respuestas, inquietudes y la anchura que debe tener la mente para entender lo científico y natural con lo que se encontrará
Rubén Darío Salazar: con el Premio Nacional de Teatro seguirán los sueños y la creación.

Rubén Darío Salazar -a la izquierda-, junto a Zenén Calero, recién galardonados con el Premio Nacional de Teatro 2020. (Foto: escambray.cu)

Por YENLI LEMUS DOMÍNGUEZ

El Premio Nacional de Teatro, tanto para Zenén Calero como para mí, es una alegría grande que no nos paraliza, todo lo contrario, seguirán los sueños y la creación para el público que más nos gusta, el infantil, declaró hoy Rubén Darío Salazar Taquechel, dramaturgo, director y actor.

Matanzas es plaza fuerte del teatro de figuras desde la cual impulsamos nuestra manifestación, no solo a través de festivales, libros y espectáculos, también a través de una escuela que tiene el nombre de una pionera de los títeres cubanos, que es Carucha Camejo, añadió.

Por vía telefónica, desde La Habana donde se encuentra en funciones de trabajo, Salazar Taquechel aseguró a la ACN que comunicar valores humanos, patrióticos y espirituales que harán de la infancia de hoy adultos de bien en el mañana, constituye propósito permanente en su hacer teatral.

La cultura cubana es hermosa, tiene historia, una raíz potente y es importante comunicarla aseveró el dramaturgo-, también ampliar el horizonte del niño en cuanto a información, preguntas y respuestas, inquietudes y la anchura que debe tener la mente para entender lo científico y natural con lo que se encontrará.

Distingue también la intensa y fructífera trayectoria profesional de Salazar Taquechel y de Zenén Calero, director y diseñador, respectivamente, fundadores de la prestigiosa agrupación teatro de Las Estaciones, la presentación al mundo del arte titiritero que defienden mediante conferencias, laboratorios y talleres.

Este miércoles el Consejo Nacional de las Artes Escénicas de Cuba otorgó el Premio Nacional de Teatro 2020 a Rubén Darío Salazar Taquechel y a Zenén Calero; consta en el acta del jurado que se trata de un binomio de creadores de la escena que aportan al teatro para niños y de títeres en Cuba valores apreciables en cuanto a su labor artística, investigativa y docente.

Salazar Taquechel es Máster en Dirección de Escena, ha dirigido más de 35 puestas, integró Teatro Papalote, luego fundó Las Estaciones, y en la actualidad también dirige el Teatro Guiñol Nacional; creó la Unidad Docente Carucha Camejo donde se forman jóvenes titiriteros y tiene en su haber más de 90 galardones como actor y director.

Zenén Calero constituye uno de los diseñadores escénicos más relevantes de la escena nacional, resalta por su rol decisivo en la visualidad del teatro para niños con más de 80 espectáculos diseñados, ha impartido talleres en Cuba y en otras naciones, y posee el Premio Nacional de Diseño Rubén Vigón de múltiples ediciones. (ACN).


ACN

 
ACN