0
Publicado el 28 Febrero, 2021 por ACN en Cultura
 
 

Plaza de la Marqueta: un tesoro cultural en Holguín

Construida en 1848, con el fin de comercializar objetos, bienes y servicios, fue el primer mercado del otrora Hato de San Isidoro, según las disposiciones arquitectónicas trazadas por las Leyes de Indias para los inmuebles y plazas de las colonias españolas de la época.

Plaza de la Marqueta Foto: ahora.cu

Eileen Esther Molina Fernández

Holguín, 28 feb (ACN) Para los transeúntes de la ciudad de Holguín, la Plaza de la Marqueta es un escenario cotidiano dentro del centro de la urbe oriental, como espacio indisolublemente ligado a la historia y las tradiciones culturales de la región oriental cubana.

Construida en 1848, con el fin de comercializar objetos, bienes y servicios, fue el primer mercado del otrora Hato de San Isidoro, según las disposiciones arquitectónicas trazadas por las Leyes de Indias para los inmuebles y plazas de las colonias españolas de la época.

Originalmente esta área estaba conformado por casillas de madera y teja dedicadas a la venta de carnes, viandas, verduras, café y contaba también con pequeños negocios en su interior como ferreterías, tiendas de productos artesanales, gabinetes de dentistas y hoteles.

Hasta nuestros días, se conservan las galerías hacia el exterior apoyadas en columnas de concreto, que han sobrevivido al paso del tiempo y fenómenos climatológicos que hacen de la plaza un recuerdo perenne del siglo XIX.

Luego de una reparación capital, en el año 2017, con un monto superior a los 80 mil pesos y como parte de los programas de recuperación y mantenimiento de inmuebles patrimoniales, el antiguo comercio retoma parte de su función original y se erige como símbolo de la cultura local, que trasciende las fronteras territoriales.

Proyecto actual

Actualmente, La Marqueta es un escenario para la venta de plantas ornamentales, objetos artesanales, artículos varios, además de la presentación de agrupaciones culturales y comerciales bajo el diseño de uno de los proyectos locales de mayor integralidad de la provincia de Holguín.

Dentro de su entorno, se ubican además instituciones culturales como el Taller de Grabados, la Casa Marco del Fondo de Bienes Culturales, la Imprenta Lugones y la Promotora Literaria Pedro Ortiz, cuyo propósito fundamental es preservar las raíces culturales y literarias de una ciudad con más de 300 años de historia.

En pleno siglo XXI, cuando Holguín se convierte en uno de los mayores atractivos para el turismo de ciudad en el oriente cubano, este espacio, sigue siendo un punto de encuentro con las obras locales que distinguieron a San Isidoro, enriquecidas cada día con las tradiciones actuales.


ACN

 
ACN