0
Publicado el 13 Mayo, 2016 por Dayán García La O en Deportes
 
 

GIMNASIA ARTÍSTICA: Un nombre que ya es historia

El joven cubano Manrique Larduet Bicet sumó nuevos lauros a su carrera deportiva rumbo a la Olimpiada, con la medalla recién alcanzada en la barra paralela de la Copa del Mundo de Osijet

 

Manrique Larduet (a la izquierda), en el podio de la modalidad de barra paralela en la Copa del Mundo de Osijek,

Manrique Larduet (a la izquierda), en el podio de la modalidad de barra paralela en la Copa del Mundo de Osijek, Croacia. (cubadebate.cu)

Por DAYÁN GARCÍA LA O

No le bastó al santiaguero Manrique Larduet Bicet asaltar la élite mundial de forma relampagueante, ni que de un golpe de plata mundial se convirtiera en el atleta de mejor resultado histórico de la mayor isla antillana en la gimnasia artística. Al parecer sus intenciones no tienen límites, y esto lo agradecen en demasía los amantes del deporte, quienes ya lo identifican como uno de los ídolos de la delegación que competirá en Río de Janeiro.

Sucede que Manrique carga sobre sus hombros muchas horas de sacrificio en la polivalente de su tierra natal y en la Escuela Nacional de Gimnasia, y por ello no ha parado de soñar junto a su entrenador Carlos Gil. Ambos ya recogen sus frutos.

En la lid croata, el indómito se agenció una medalla de plata en barras paralelas con un performance de 15.475 unidades, solo superado por los 15.750 del ruso Emin Garibov, y por encima de los 14.875 del estadounidense Sean Melton, sus acompañantes en el podio. Además, Manrique se agenció sendos cuartos lugares en anillas (15.275) y barra fija (14.575).

Pero, más allá de estos resultados, el joven de 19 años trascendió en tierras croatas por inscribir con su apellido un elemento en el Código de Puntuación de la Federación Internacional, como confirmó a la prensa el presidente del Comité Técnico Masculino, Steve Butcher.

La inscripción, que tuvo que ser postergada en la parada de Catar de marzo por una lesión y se ratificó en Osijek como El Larduet, comprende la salida de las paralelas con un doble mortal frontal con giro completo.

Esta iniciativa, que se mostró a los jueces en el momento conocido en cada competencia como Podium y se repitió en la acción oficial, quedó grabada en el Código con dificultad G, de una escala de complejidad que va desde la A hasta la H.

“Siento un orgullo tremendo por poner el nombre de Cuba en alto, y porque un elemento lleve mi sello. Estoy muy enfocado en cumplir con lo que se espera de mí en los Juegos Olímpicos. Solo puedo asegurar que daré mi máximo esfuerzo. El Larduet espero que no forme parte de mi selección rumbo a Río, a veces no se puede arriesgar tanto”, dijo Manrique a BOHEMIA a través de las redes sociales.

Según refieren algunos medios de prensa, esta hazaña tiene el antecedente de Jorge Cuervo, quien hace algunas décadas bautizó un ejercicio en el caballo de salto como El salto del Cuervo.

Compañía deseada

La actuación de Manrique por tierras europeas casi coincide con otra excelente noticia para la familia de la gimnasia artística. En el clasificatorio que acogió la ciudad sede de los olímpicos se sumaron a la delegación Randy Lerú y Marcia Videaux.

En el caso de Lerú, paisano de Larduet y cuasi hermano desde los tiempos de la polivalente santiaguera, alcanzó en el all around una calificación de 85.765 para la tercera posición continental, mientras que la manzanillera Videaux de la mano de su entrenadora Yareimis Vázques, se encargó de rubricar a sus 16 años un suficiente 53.832 y una actuación en el caballo de salto que ya preocupa en los más exigentes niveles.

De esta forma, el país regresa al escenario olímpico después de dos ediciones de ausencia. La última vez que participaron cubanos de la gimnasia bajo los cinco aros fue en Atenas 2004, con la participación de Erick López y Abel Drigss.

Se acerca la cita de Río y la gimnasia da pasos contundentes para ponernos a pensar en grande. “Cuando luchas sin justificaciones por cumplir tus metas, de seguro las logras… esta clasificación es fruto del amor, el sacrificio y la amistad, no hay obstáculo que no se pueda vencer con esas cosas por delante”, escribió en la red social Facebook el preparador de los muchachos, Carlos Gil, y uno, sintiéndose como parte de los espectadores, no puede hacer más que aplaudir y soñar con ellos.

 


Dayán García La O

 
Dayán García La O