0
Publicado el 6 Junio, 2018 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

Descubrir a un táctico de la tríada perfecta

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

Fotos: ANARAY LORENZO

Pinar espera abandonar los más fríos escaños de la LSB, considera Reinaldo Poti Perdomo. /Foto: anaray Lorenzo)

Pinar espera abandonar los más fríos escaños de la LSB, considera Reinaldo Poti Perdomo. /Foto: Anaray Lorenzo)

Cuando un pinareño le comenta a otro que el entrenador de baloncesto Reinaldo Poti Perdomo es un cubano auténtico, enseguida lo define, por causa de la vetusta tradición, como un individuo seriamente vinculado a la fiesta que incluye, comida a base de carne de puerco, yuca con mojo, buñuelos, arroz congrí y otros detalles propios del gourmet encargado de provocar en los invitados una buena tarde tarde-noche; noche. O 24 horas.

Pero cuando al iniciar el diálogo le pregunté sobre el asunto, lanzó una carcajada poco más o menos ensordecedora y, así, manifestó otro rasgo de los hombres oriundos de Cuba; y de sus vecinos, y de otros radicados en Iberoamérica.

Luego, declinó referirse a su estela laboral. Pero como resulta imperdonable quitarle al rey lo que le pertenece, inmediatamente asumí su posición. Él es uno de los integrantes de una tríada de prominentes técnicos que completan Jacinto Díaz y Radio Yayo Álvarez, ambos desparecidos físicamente.

Ha transcurrido el tiempo y aún se recuerdan, junto a sus resultados en campeonatos de las diferentes categorías, la aguda visión de estos tácticos para detectar a un niño o a una niña aptos para ejercitarse en la especialidad. También su refinado olfato para aplicarle los ejercicios válidos a su crecimiento deportivo, así como la sensibilidad para situarlos en la posición que les proporcionara convertirse en una expositor de clase, capaz de intimidar a sus adversarios, tanto en el parqué nacional como foráneo.

Poti, aún está inmerso en los trajines del baloncesto allá en la ciudad juiciosamente distinguida como La Princesa. En la década de los años 90 trabajó intensamente con un grupo de noveles baloncestistas y tuvo como recompensa la obtención de numerosos cetros. Muchas de sus jugadoras en las ya inexistentes series especiales, hoy Liga Superior, como Odalys Cala, Ana Gloria Hernández, Olga Lidia Vigil –por solo citar algunas– brillaron sobremanera en la adquisición del tercer escaño de la formación nacional en el Campeonato Mundial Malasia 1990; y en los Juegos de la Era Moderna celebrados en Barcelona, España, en 1992. Los dos alcances más radiantes de nuestras representaciones en el primerísimo nivel.

Aunque solo manifieste su preocupación en círculos pequeños, Poti atraviesa hoy por un desagradable segmento laboral. Cuando se restableció el torneo elite/LSB/ en 2010 el equipo de la más occidental provincia cubana reinó por cuatro años consecutivos y, en las restantes, integró el podio. Pero desde la pasada campaña su rendimiento es diferente. Las soberanas terminaron entonces en el quinto escaño. Y en la recién finalizada salieron de la disputa por las medallas, tras ceder ante Capitalinas luego de tres jornadas del play off semifinal. El intercambio constaba de cinco encuentros.

Respuestas

Durante aquel ajetreo Poti estuvo muy atento al quehacer de las coterráneas sobre la duela de la sala 19 de Noviembre. Y escribía sus pareceres en una pequeña libreta.

La defensa en la LSB aún dista de servir para un modelaje válido para los técnicos de la selección nacional. (Foto: anaray Lorenzo)

La defensa en la LSB aún dista de servir para un modelaje válido para los técnicos de la selección nacional. (Foto: Anaray Lorenzo)

Tras poner sus límites para el diálogo, el jefe de la comisión técnica de baloncesto en Vueltabajo, nacido el 30 de octubre de 1947, al instante declaró su nostalgia por el espacio perdido. Pero legitimó la concepción de un sendero para recuperarlo hasta nivel de país.

Poco dudó para descubrir su razonamiento sobre la falta de una constante defensa positiva en los clásicos de casa, especialmente la LSB: “La irreprochable postura defensiva reclama esfuerzo y dedicación. Al baloncestista le interesa más tirar a la cesta. Los entrenadores nos preocupamos mucho por la ofensiva y descuidamos la correcta enseñanza de ese aspecto del juego, fundamental en todos los deportes con pelota. El jugador carece de habilidades para aprenderla por cuenta propia. Por esa negativa conducta pocos desarrollan la concentración requerida; y ello provoca la indisciplina táctica que contamina la proyección del entrenador para un campeonato. La sanción por esa indisciplina debe ser dura, implacable, en todos los niveles del deporte.

“Otra arista defensiva que pone en peligro el triunfo es el bloqueo. Lo considero como el trabajo más importante para salvaguardar la ventaja, o el éxito, en un partido, independientemente de la categoría. Es necesario crearle al muchacho la mentalidad de interferir bien el paso al adversario que lanza a la cesta, así como el de sus coequiperos. El resultado del partido se define por el dominio en la pugna por los rechaces.

“La talla de las gigantes de la selección del país entre 1980-1999 respondía a la media universal. Además, de su sostenido hacer debajo de los tableros, también intimidaban a las adversarias al cortarles la iniciativa mediante tapones. La capacidad de las integrantes del actual equipo cumple, escasamente, con ese requisito y, tal vez por su carácter, las muchachas son menos incisivas.

“Me parece que ello responde a una cuestión psicológica. Las que son sanguíneas o coléricas pueden cumplir con esa expectativa. No obstante, existen ejercicios para desarrollar esa capacidad. En el país hay un potencial para escoger a jugadoras altas y jóvenes, pues les gusta nuestro deporte. La clave es enseñarlas. Me preocupa el excesivo interés en dotar a alumnos y alumnas de herramientas para la ofensiva; y emplear menos tiempo en el aprendizaje para dominar la disputa debajo de los tableros. La comisión técnica nacional podría hacer sus proposiciones a los territorios y controlar su ejecución. Así concluiría rápidamente la clara falla en la formación de los jugadores/as”.

En cuanto a las interrelaciones ofensivas que parecen simples, dicen los expertos, son las válidas para alterar favorablemente la pizarra. Poti enfatizó: “A veces concebimos sistemas ofensivos que poseen siete u ocho opciones; y cada una de estas tiene una marcada acción técnica. Cautiva ver el resultado de las interrelaciones al ataque, pero se obvia examinar si estuvo a la altura el fundamento técnico. Es preciso indicar los desaciertos. Cualquiera de ellos puede ser la causa de una derrota en otra fecha de la competencia”.

Y Pinar

Poti y su alumna Olga Hernández, comisionada provincial, diseñan vías para que Pinar abandone los

La falta de sistematicidad comprometió el rendimiento del baloncesto élite pinareño.

La falta de sistematicidad comprometió el rendimiento del baloncesto élite pinareño.

más fríos escaños de la LSB. Ambos están refugiados en el silencio. Él se limitó a brindar cierta luz sobre el futuro inmediato: “En su momento el trabajo careció de sistematicidad y ese proceder desencadenó las consecuencias que hoy sufrimos. Nos recuperaremos. Contamos con muchachitas que pronto llamarán la atención a los aficionados. Ellas son Yudamis Díaz (1.87-14 años), las jimaguas Raimí y Mercedes Martínez (1.80-14). Además de esas noveles contamos con las juveniles Yoania Herrera y Lázara Reyes. Ambas se acercan a los 1.80 metros. Todas serán muy buenas baloncestistas, porque ya demuestran habilidades para organizar y atacar con eficiencia. Son el futuro de la disciplina en nuestra provincia y, quizás, en Cuba.

“Nos alejaremos de los malos momentos. Proyectamos los objetivos teniendo en cuenta todos los inconvenientes. Por ejemplo, ahora es posible que una jugadora deba abandonar el Clásico por ser contratada por un club extranjero. Esa realidad invita a tener más de una jugadora por cada posición e intentar que exhiban habilidades consecuentes. Esa idea sería más eficaz con la reapertura de la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (ESPA)”.

Las representantes de la tierra donde se cultiva el mejor tabaco del mundo avasallaron el entorno de la LSB por cuatro temporadas. Ahora es menor su preponderancia, pero las autoridades de aquella localidad prometen el regreso al podio. Entonces los aficionados del baloncesto en el archipiélago cubano vocearán a los cuatro vientos: ¡Oye, Pinar está de vuelta!

logo lsbResultados de la final 2018

1.Sancti Spíritus 64-Capitalinas 56. 2. Sancti Spíritus 67-Capitalinas 57.

Resultados de la semifinal 2018

Capitalinas (84-98- 61)-Pinar del Río (74-95- 45)

Sancti Spíritus (77- 55- 70)-Guantánamo (60-54-69).

La clasificación general (Preliminar 2018)

1.Capitalinas (14V-1D). 2. Sancti Spíritus (10-5). Guantánamo (8-7). Pinar del Río (6-9). Santiago de Cuba (5-9/UN JUEGO PENDIENTE). Camagüey (3-11/ UN JUEGO PENDIENTE).


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne