1
Publicado el 31 Enero, 2020 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

No es imposible

Yordanis Alarcón fue seleccionado como el jugador más valioso de la Serie 59. (Foto: prensa-latina.cu)

Yordanis Alarcón fue seleccionado como el jugador más valioso de la Serie 59. (Foto: prensa-latina.cu)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • VOLVER A ESCUCHAR EN CADA ESQUINA DEL BARRIO a los aficionados comentando sobre los partidos de la postemporada y repletando los estadios dejó a todos los que sentimos por el deporte de las bolas y los strikes un dulce sabor en la boca. Avanzar en ese rumbo deberá ser sin dudas una prioridad para la Comisión Nacional de Béisbol de cara a la próxima edición del torneo doméstico cubano, teniendo en cuenta el éxito alcanzado en la finalizada Serie 59. Un nuevo formato se cocina entre los directivos de este deporte al mismo tiempo que se redactan estas líneas en BOHEMIA, por lo que sería prudente animar a los entendidos de organizar el nuevo campeonato liguero en la Isla, a no alejarse demasiado de la estructura que tuvimos en la serie que vio coronarse a Matanzas de la mano del debutante mánager Armando Ferrer, quien pasará a la historia como el hombre que hizo emerger a un equipo de nuestro campeonato por primera vez desde el sótano hasta el primer lugar de la tabla de posiciones, en una de las temporadas más reñidas y apasionadas de la historia de nuestras series, factor que sin dudas se reflejará en el rendimiento y, sobre todo, en la actitud del seleccionado nacional de cara a los compromisos que se avizoran, más allá de ganar o perder en el terreno.
  • TOKIO 2020 ES UNA TAREA DIFÍCIL, pero no imposible. El venidero preolímpico con cita en Arizona, Estados Unidos, ofrecerá una plaza directa y algún agrego para otros dos representantes de nuestro continente de cara a la cita multideportiva de la capital nipona. Cuba deberá enfrentar a Colombia, Canadá y Venezuela, rivales que parecen asequibles, a pesar de que los nuestros han sucumbido en los últimos torneos donde se han cruzado cara a cara con cafeteros y norteños, como en los últimos Juegos Panamericanos de Lima, Perú. Sin embargo, estas novenas con las que nos veremos del 22 al 26 de marzo en suelo estadounidense son mucho más factibles que las involucradas en la otra llave, donde se someterán Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y Nicaragua. Además de un cupo directo para Tokio 2020, este certamen brindará dos boletos de cara el último torneo clasificatorio con carácter intercontinental que se disputará del 1° al 5 de abril en Taipéi de China. En Arizona, los ocupantes de los dos primeros lugares de cada grupo avanzarán a una Súper Ronda, en la cual enfrentarán a los adversarios del otro grupo y, concluida la segunda etapa del campeonato, se definirá el orden que premiará al líder con el codiciado quinto y penúltimo cupo para la cita olímpica, donde un selecto grupo integrado por México, Israel, Corea del Sur y los anfitriones esperan por los últimos que subirán la nave rumbo a Tokio, donde ojalá podamos colarnos, sobre todo porque en París 2024 el beisbol no estará presente. Finalmente, los que terminen en segundo y tercer lugar en Arizona podrán asistir al torneo clasificatorio de Taipéi, al cual acudirán también Holanda, China, Australia y los locales, todos en busca de una última plaza olímpica.
  • POR EL MOMENTO los campeones nacionales sostendrán un tope de cuatro partidos en Nicaragua contra las selecciones élites de mayores y sub-23 de ese país. Los encuentros fueron pactados del 14 al 16 de febrero y la nómina de Matanzas viajará sin otros refuerzos que los presentes en la postemporada. Los Cocodrilos debieron asistir a la Serie del Caribe en Puerto Rico, pero como se conoce, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe no garantizó las gestiones demandadas por la imposibilidad de tramitar los visados estadounidenses en La Habana.

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez