0
Publicado el 3 Abril, 2020 por Prensa Latina en Deportes
 
 

Auténticos campeones olímpicos

El deporte aplaude a sus estrellas, que salvan vidas

Cuando a este partido parece restarle meses de constante forcejeo, sin público en las gradas, confinado en aislamiento para evitar roces, vivimos confiados en que el pasillo dedicado a los campeones de la presente temporada será para el equipo sanitario del planeta Tierra: médicos, enfermeros, farmacéuticos, investigadores y el resto de la inmensa nómina de voluntarios.
Deporte aplaude a estrellas que salvan vidas

(Ilustración en Prensa Latina)

Por Jhonah Díaz González

El mundo muestra hoy su rostro más sublime. Las estrellas dejaron de estar sobre un campo de fútbol y los goles perdieron protagonismo en el pasto verde para ser celebrados en un espacio más reducido.

La justicia divina tiene ahora a verdaderos superhéroes en su lugar, también con máscaras y listos para otorgar minutos de vida. No hay árbitro en este juego. No hay míster. No hay líder indiscutible. Todos cumplen la misma misión. Conforman un ejército de miles de batallones, algunos con muchas municiones, otros poseen menos.

Los intérpretes tienen una historia milenaria, su función no pierde vigencia y es ejemplo de filantropía. Tienen un calendario sin horarios, sin fechas marcadas con importancia desigual. Cada minuto es necesario y en su disciplina no existe tiempo agregado ni pausas para tomar aire, refrescar o disfrutar de un sorbo de Gatorade.

Las reglas son las mismas: celebrar cada recuperación del balón, driblear hasta la saciedad, evitando el cansancio, rescatar sonrisas, sentir la adrenalina del placer de existir y frenar en seco cualquier acción ofensiva del nuevo coronavirus COVID-19, un potente antagonista convertido en pandemia.

El propósito final tampoco cambia: tener el control de la situación, anotar cuantas salvadas sean posibles y propinarle una auténtica goleada al oponente, sin importar si se es local o visitador. En este caso, igual resulta legal poseer un cóctel de diferentes nacionalidades en el área válida de acción.

El contrario surgió en China, a finales de 2019, y su irrupción ha sido tal que hoy es tendencia mundial y tiene en jaque a aficionados, directivos, especialistas. Un enemigo sin rostro que usa la redonda para propagarse y adquiere impulso en las zonas más vulnerables.

No obstante, tras varias semanas de maniobra sigilosa, los integrantes del plantel de ‘batas blancas’ notaron la mortal influencia del virus Sars-Cov-2 y advirtieron su ‘modus operandi’ en busca de hacer daño de cara a la portería, aunque algunos fanáticos hicieron caso omiso y dilataron el cambio de táctica en el terreno.

Así, cuando a este partido parece restarle meses de constante forcejeo, sin público en las gradas, confinado en aislamiento para evitar roces, vivimos confiados en que el pasillo dedicado a los campeones de la presente temporada será para el equipo sanitario del planeta Tierra: médicos, enfermeros, farmacéuticos, investigadores y el resto de la inmensa nómina de voluntarios.

Las portadas de los medios de prensa mostrarán (muestran) a esos cracks destinados a promover la salud. Los mismos que siempre debieron ser reconocidos como auténticos campeones olímpicos y que la humanidad minimizó su real importancia hasta que este poderoso coronavirus atacó con fuerza atroz en nuestra propia cancha.

Deporte, médicos... una doctora patea al coronavirus

(Ilustración en Prensa latina)


Prensa Latina

 
Prensa Latina