0
Publicado el 3 Diciembre, 2020 por Prensa Latina en Deportes
 
 

A 115 años del atletismo cubano, sus íconos

Desde lo ocurrido en 1905 en los predios del actual hospital América Arias, en el barrio capitalino de El Vedado hasta la actualidad muchos han sido los éxitos del denominado deporte rey en más de un siglo
atletismo cuba

Enrique Figuerola /Foto en prensa latina

Con más de 40 medallas olímpicas y múltiples momentos de protagonismo en mundiales y juegos regionales, el atletismo de Cuba celebra hoy los 115 años de su primera competición oficial.

Desde lo ocurrido en 1905 en los predios del actual hospital América Arias, en el barrio capitalino de El Vedado hasta la actualidad muchos han sido los éxitos del denominado deporte rey en más de un siglo.

Nombres como Félix ‘El Andarín’ Carvajal, los velocistas José ‘Pepe’ Barrientos, Rafael Fortún y la corredora Berta Díaz ilustran las primeras décadas del desarrollo atlético cubano de estos años hasta la llegada de la primera medalla olímpica en Tokio 1964.

El velocista Rafael Fortún conquistó dos de oro en Buenos Aires 1951.

En una lista de grandes campeones, Prensa Latina rinde homenaje al atletismo cubano a través de estos cinco íconos, quienes marcaron época y sentaron las bases para los resultados actuales.

Tras el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959 fue Enrique Figuerola la gran figura del atletismo nacional protagonista de la primera presea olímpica con la plata en el hectómetro en Tokio 1964, además de dominar la década del 60 e igualar marcas mundiales en los 100 metros planos.

Alberto Juantorena sobresale como el único cubano dueño de dos títulos olímpicos con su proeza en Montreal 1976, al ganar las pruebas de 400 y 800 metros planos, una actuación sin precedentes en la historia.

María Caridad Colón ganó dos oro y una plana en estas lides

María Caridad Colón, campeona olímpica, mereció dos de oro y una de plata en estos juegos.

María Caridad Colón abrió la senda del triunfo de la mujer Latinoamericana y de Cuba en lides bajo los cinco aros con la corona en el lanzamiento de la jabalina en Moscú 1980.

Javier Sotomayor, el Príncipe de las Alturas, es el único cubano recordista mundial tras liderar por más de tres décadas el escalafón mundial del salto de altura con 2,45 metros, además de reinar en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Cuba puso un salvavidas.

Alberto Juantorena, quien ya había ganado los 800 metros planos, salvó al relevo de 4×400.

Por último, Iván Pedroso posee además de la corona estival en Sidney 2000, la mayor cantidad de oros en torneos mundiales con títulos consecutivos entre 1993 y el 2001, que incluyó los cetros al aire libre de Toronto 1993, Gotemburgo 1995, Atenas 1997, Sevilla 1999, y Edmonton 2001.

El saltador de altura Javier Sotomayor, con sus dos marcas mundiales: 2.43 metros bajo techo y 2.45 al aire libre. (Foto: cubasi.cu)

El saltador de altura Javier Sotomayor, con sus dos marcas mundiales: 2.43 metros bajo techo y 2.45 al aire libre. (Foto: cubasi.cu)

Iván Pedroso, un inconfundible adversario en cualquier recinto.

Iván Pedroso, un inconfundible adversario en cualquier recinto.

 


Prensa Latina

 
Prensa Latina