0
Publicado el 27 Enero, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Pinar bateó y su staff contuvo a los Gallos

 Tres históricos salen delante en sus cotejos de cuartos de final

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Raidel Martínez, lanzador, Pinar del Río

Raidel Martínez cerró el encuentro y se anotó la victoria. (Foto: JUAN MORENO)

Otro encuentro cerrado y decidido en extrainning fue el que protagonizaron en la burbuja del 5 de Septiembre los equipos de Sancti Spíritus y Pinar del Río en la tarde de hoy.

El que se presagiaba como un duelo de lanzadores no lo fue tanto. Los Gallos, que no jugaron del todo bien a la defensa (3 errores), consiguieron ser productivos bate en mano a pesar del staff de lujo de los Vegueros, que empezó por el abridor Erlis Casanova, siguió con los relevistas Reylandi González, Frank Medina, y Liván Moinelo, el zurdo de los Halcones de SoftBank, quien se estrenó en la Serie 60 con rectas sostenidas de más de 90 millas, pocos rompimientos y no tanto control. Finalmente, el cerrador de los Dragones de Chunichi, el derecho Raidel Martínez, quien hizo su aparición en la novena entrada, fue quien se apuntó la victoria.

Un excelente bullpen que se avizoraba inquebrantable, pero que no consiguió maniatar del todo a la tropa de Eriel Sánchez (9 hits que derivaron en 7 carreras), incluido un espectacular jonrón del siempre productivo Frederich Cepeda en la quinta entrada, que incluso caldeó los ánimos de los Pativerdes, quienes por esta vez contaron con el sostén de una ofensiva vueltabajera inesperada: 13 hits y 9 carreras.

Recordemos que Pinar del Río fue la escuadra que menos promedio ofensivo ostentó durante la fase inicial de las ocho novenas inmiscuidas en la postemporada (284 de average), pero los playoffs son otra historia.

Socarras fue el abridor de los espirituanos. Trabajó durante cinco capítulos y abandonó el box con las bases llenas en la sexta, cuando no pudo sacar out y le relevó José Luis Brañas. Pedro Álvarez le siguió con un gran trabajo y finalmente terminó Yaniesky Duardo.

Otros dos históricos también dijeron presente

En la jornada de ayer dos grandes conocedores de estas instancias como Santiago de Cuba e Industriales sacaron ventaja ante sus rivales de turno y favoritos para la mayoría de los especialistas, Las Tunas y Granma, respectivamente.

Sin embargo, no podemos pasar por alto una nota negativa. Se trata de la mala gestión del picheo de segunda línea, que de cuatro equipos: Las Tunas, Santiago y Granma, solo fue bien utilizado por la dirección de los azules. Carmona fue el único que supo quitar al abridor Brian Chi sin traer a su taponero por excelencia Andy Rodríguez, y ubicó en la lomita a Juan Xavier Peñalver en el momento oportuno, para después entregar la pelota al apagafuegos capitalino y sellar un disputado compromiso que terminó en extrainning.

Ningún abridor, cuando arriba a la sexta o la séptima entrada, puede salir con la misma efectividad que en innings anteriores, por lo que trabajar con los lanzadores de segunda línea y especializarlos en ese oficio, deberá convertirse cuanto antes en una obligación para los directivos, especialistas y entrenadores de nuestro béisbol, pues los mismos desaciertos nos han afectado en incontables ocasiones durante eventos internacionales, además de que por momentos no parece que estuviéramos viendo unos playoff, pues en postemporada la distribución inteligente del picheo es la clave del éxito. En esta instancia un solo lance puede decir la última palabra.

Por cierto, que un hombre con categoría team Cuba como Guillermo Avilés no se deslice en home y le canten el out más ingenuo que hemos visto en lo que llevamos de postemporada, deja también mucho que desear, sobre todo por lo cerrado y emotivo que fue ese primer duelo entre Leones y Alazanes.

Lo cierto es que todavía queda mucho camino por andar en los cuartos de final de la Serie 60. Mañana jueves se volverán a ver las caras Industriales y Granma, esta vez en el horario matutino, mientras que Santiago y Las Tunas lo harán en la tarde.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez