0
Publicado el 9 Septiembre, 2020 por Lilian Knight Álvarez en En Cuba
 
 

EDUCACIÓN (II): Lo que trae septiembre

La entrada a la fase recuperativa de la pandemia en la mayoría del país ha permitido el regreso a las escuelas. Mientras, La Habana, y zonas afectadas de otras provincias, esperan por la reducción de contagios para el reinicio de las clases presenciales
Septiembre trae la reanudación del curso escolar.

Algunas escuelas primarias reabrirán los seminternados. (Foto: HITCHMAN POWELL ESCALONA).

Por LILIAN KNIGHT ÁLVAREZ

Septiembre anunció el añorado encuentro con las aulas. La idea pareció encantar más a padres que a alumnos en sí. Pero lo cierto es que todos deben interiorizar que la permanencia en condiciones de nueva normalidad depende en gran medida de la disciplina.

Para delinear el camino del retorno, la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, compareció en el programa Mesa Redonda el 14 de agosto, donde aseguró que, a pesar de los esfuerzos, unas 1 000 instituciones [de las más de 10 000 existentes] mostraban dificultades para el cumplimiento de las medidas sanitarias, mientras otras 127 no tenían aún certificación de Salud Pública.

Dicha inspección valida el buen estado de los espacios hidrosanitarios, las áreas verdes, la ubicación de pasos podálicos (desinfección de zapatos). También, las condiciones para el saneamiento, así como la ausencia de focos de mosquitos u otros vectores, detalló el subdirector general de Educación en el municipio de Playa, Miguel Antonio Lozano Calderón.

En el programa radiotelevisivo la representante del sector también puntualizó que hasta el momento se buscaban alternativas para impedir el hacinamiento en las aulas. Este objetivo  puede incluir el uso de espacios de centros comunitarios próximos a las escuelas.

Sobre este tema Lozano Calderón comentó que las aulas anexas, demandadas fundamentalmente por el nivel primario de enseñanza, no necesariamente tienen que estar en instalaciones del sector educativo.

Septiembre trae la reanudación del curso escolar.

Los estudiantes de Medicina con el pesquisaje fueron protagonistas en el enfrentamiento a la pandemia. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Igualmente acotó que el aumento de grupos (derivado de la subdivisión según demanda el distanciamiento) y de la carga para el docente se enfrentará con asistentes educativos y egresados de escuelas pedagógicas.

La educadora yumurina Laura Lanes insistió en que los asistentes educativos (bibliotecarios, profesores de Educación Física y Computación) guiarían a los estudiantes en las ejercitaciones del contenido aprendido y otras actividades complementarias.

En tanto, el profesor alternará la impartición de las clases de las asignaturas principales de acuerdo con los nuevos grupos creados en un mismo año, como explicó Glenda García García, secretaria docente del IPU República de Panamá.

“Nosotros tenemos muchas aulas que antes eran de 40 estudiantes y ahora se redujeron a 30. Esto supone un aumento del número de grupos e incluso una sobrecarga para el profesor, pero es hasta el momento la única solución viable. Los tres años trabajarán por sesiones, de modo que no coincidirán en la escuela”, comentó la docente.

Una vez iniciado el curso, las cuatro primeras semanas serán de consolidación de saberes aprendidos. Le seguirán dos que incluirán, de acuerdo con el nivel, las evaluaciones, graduaciones, conformación de escalafones, matrículas y realización de exámenes de ingreso.

Ena Elsa Velázquez enumeró entre las medidas dispuestas el lavado de las manos, la desinfección de zapatos y superficies, el uso del nasobuco (con excepción de los niños de círculo que lo usarán de manera voluntaria), el receso y almuerzo escalonado, la suspensión de matutinos y actividades, la realización de pesquisas.

Los altos estudios

Septiembre trae la reanudación del curso escolar

Entre las instituciones que se destacaron en el combate a la pandemia está la UCI, donde se instaló un centro de aislamiento. (Foto: Facebook/UCI).

Junio trajo el desconfinamiento para buena parte del país y, con esto, el momento cumbre de la carrera de algunos alumnos universitarios en grados terminales:

Las tesis y pruebas estatales, dilatadas ante los imprevistos de la nueva enfermedad, finalmente se hicieron posibles; y, aun sin ceremonia de graduación apropiada, permitieron el descanso y las merecidas vacaciones a aquellos que la circunstancia detuvo justo antes de la meta.

Así piensa Jorge Sánchez Carballido, quien en julio discutió su tesis de licenciatura en Ingeniería Civil en la Universidad de Matanzas y forma parte del 73.3 por ciento de estudiantes que ya realizaron el ejercicio de culminación.

Pero, otros años de la educación superior no corrieron tanta suerte. Unos no tuvieron acceso a los nuevos contenidos del semestre, más allá de la autopreparación, como fue el caso de Mayda Carrasco Alfonso, estudiante de cuarto año de la facultad de Biología de la Universidad de La Habana.

Otros no recibieron de sus profesores las evaluaciones y correcciones de los trabajos independientes. Así les pasó a algunos estudiantes de tercer año de la Facultad de Medicina del Hospital Julio Trigo.

El reinicio escolar en las universidades promete saldar deudas pasadas. Para esto cuenta con 13 semanas (del 1° de septiembre al 27 de noviembre) . En ese lapso desarrollará la culminación de los estudios pendientes y el cierre del curso 2019-2020. De igual forma, el ingreso a la educación superior, los cambios de carreras, repitencias y reingresos para el curso 2020-2021, y los ajustes a los programas de posgrado y otros cursos, según declaró en la edición de la Mesa Redonda del día 21 de agosto, José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior.

Septiembre trae la reanudación del curso escolar.

La Universidad de La Habana, como el resto de los centros educacionales de la capital, aguarda el retorno del estudiantado. (Foto: granma.cu).

El titular acotó que existirá un calendario único para las pruebas de ingreso. El 9 de octubre Matemática, 13 Español e Historia de Cuba el 16.  Los resultados determinarán los dos primeros otorgamientos, el primero (del 2 al 4 de noviembre) para los aspirantes aprobados con un mínimo de 60 puntos según su escalafón. El  el segundo (entre el 5 y 8 de noviembre), es para los que no pasaron el examen.

Además, existirá un tercer otorgamiento (del 9 al 11 de noviembre) para los que no optaron por las pruebas de ingreso, pero les interesa acceder a estudios superiores.

El curso académico 2020-2021 iniciará el día 30 de noviembre y durará 32 semanas, aseveró la autoridad de ramo.

En cambio, las Ciencias Médicas comenzarán el curso desde el 1° de septiembre, pues al decir de Jorge González Pérez, director nacional de Docencia Médica del Ministerio de Salud Pública, los estudiantes de Medicina se mantuvieron recibiendo contenido.

Los estudiantes en internados verticales (acceso directo a la especialidad) fuera de su provincia serán trasladados en la medida de lo posible. De lo contrario, se ubicarán de forma transitoria en sus territorios en un servicio afín a su especialidad, con programa y tutor definido.

Con un escenario es dispar para los estudiantes universitarios, las autoridades del sector deben enlazar los programas de estudio a nivel de país, en aras de que los estudiantes reciban, de manera pareja, la mejor educación posible para formar profesionales que distingan, como hasta ahora, el sistema de enseñanza cubano.

 

Septiembre trae la reanudación del curso escolar.

La enseñanza artística mantendrá su aprendizaje mediante las teleclases. (Foto: cubadebate.cu).

La situación epidemiológica de la capital impidió el reinicio del curso el 1° de septiembre, junto al resto del país. Esta situación demanda de las autoridades educativas, medidas particulares:

-Continúan las teleclases y programas de preparación para los niveles elemental y medio.

-Se pospone el regreso de los 3 000 profesores de otras provincias que trabajan en La Habana.

-Se mantienen abiertos y con horarios flexibles los círculos infantiles e internados que demanden los padres trabajadores.

-Los  de deporte de otros territorios que estudian en la capital se insertarán en las escuelas de formación deportiva de sus provincias.

-Los alumnos de las escuelas de arte habaneras, procedentes de otras regiones del país, verán las teleclases. Para los de nuevo ingreso las captaciones se harán en los territorios con los jurados regionales.

-Si la situación sanitaria de La Habana no mejora antes de la convocatoria ordinaria de los exámenes de ingreso a la educación superior, se realizarán pruebas extraordinarias para este y cualquier otro territorio en igual situación.

-Los universitarios de la capital que estudian en otras provincias (44) serán agrupados en la residencia estudiantil de F y 3ra. desde el 1° de septiembre. Allí se les realizarán pruebas PCR y serán transportados a los respectivos centros de estudio el día 5 de septiembre.

Las fechas de reinicio de curso en La Habana serán informadas oportunamente y dependerán de la estabilidad de la situación epidemiológica.

http://bohemia.cu/en-cuba/2020/09/educacion-i-historias-de-entreacto/


Lilian Knight Álvarez

 
Lilian Knight Álvarez