4
Publicado el 30 Junio, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Lo peor de su vida fue… ¡ganar millones en la lotería!

Juego de lotería/ (Foto: ap/ debate.com.mx)

(Foto: ap/ debate.com.mx)

No es primera vez que aparece en las noticias alguien que resulta infeliz después de haber ganado la loetería, algo que no es fácil de imaginar. En este espacio hemos publicado algunos de esos casos, entre ellos Desgraciada por ganar la lotería y no le faltaron comentarios de lectores, como Elvia Teresa, que escribió: “No creo que el dinero le arruine la vida nadie, son las personas q cambian cuando lo tienen…”, y otros estuvieron de acuerdo con ella u opinaron diferente. También fue polémica otra historia parecida, Premio fatal.

En fin que el tema resulta siempre extraño, y controvertido. Pero se repite Ahora compartimos una historia publicada hoy en  debate, y que seguramente volverá a motivar discusión entre nuestros asiduos. Veamos qué le sucedió a este afortunado, desgraciado.

Se cuenta en el reporte que tras muchos años de jugar a la lotería, la suerte le sonrió a un estadounidense residente en  Massachusetts. El hombre se dedicaba a la compra y venta de discos musicales. Un día logró, al fin, lo que siempre había deseado, pero nunca imaginó que realmente llegara a suceder, porque es realmente demasiado poco probable; pero la suerte es loca y un día se le vino encima: ganó el premiomayor que consistía en 196 millones de dólares.

Esto ocurrió hace seis años. Entonces, todo parecía felicidad en la vida de Adrián, quien después de cobrar su fortuna, prometió a su familia y amigos que se tomaría una pausa para realizar las largas vacaciones, que siempre había deseado, y que unoa vez concluidos esos meses, se reintegraría a su trabajo de vender discos.

Su nueva vida de millonario lo llevó a recorrer muchos países y lugares exóticos, sin ahorrar en gastos; pero finalmente regresó a su casa y decidió cerrar su negocio de forma definitiva, porque -adujo- sus clientes y en general todas las personas, ahora solamente se acercaban a él por interés.

Pasado algún tiempo, Adrián toma otra decisión, de acuerdo con su esposa Guillian, que fue la de comprar una exclusiva mansión de 40 hectáreas con valor de 7.8 millones de pesos.

Pero pese al lujoso nuevo mosd de vida, la felicidad se acabó en el matrimonio de Adrián y Gillian, quienes no mucho tiempo después terminaron en divorcio.

Sintiéndose triste y con un gran vacío en su vida, pensó en darse a sí mismo una nueva motivación y compró un local en Cambridge, Reino Unido, para volver a los negocios, esta vez de compra-venta de películas; pero al paso de los meses el proyecto fracasó y tuvo que cerrarlo.

Agobiado por nostalgias de su anterior vida matrimonial, Adrián decide olvidar definitivamente a su exesposa y comienza a salir con mujeres; así conoce a Samantha, una chica con la que vivió una intensa relación…  pero el romance no duró mucho, y se acabó.

Conoce después a otra joven atractiva, Lisa, con quien comparte  unas vacaciones, pero  Adrián sufre otra decepción cuando ella opta por no continuar junto a él, y lo abandona.

La cadena de desencantos sufridos hizo que Adrián cambiará el ritmo de vida que llevaba tras haberse ganado el “gordo” de la lotería,  y finalmente regresó a su barrio en Massachusetts para recuperar el local en donde estuvo su antigua tienda Suffolk Music Center, durante 20 años

Apoyado por amigos que ahora trabajan con él, reabrió las puertas de su negocio, y  en forma lenta va recuperando su clientela, y su propia vida. Ahora Adrián considera que por haber ganado un premio millonario le sucedió lo peor en su vida, no cree que el dinero dé felicidad ni  sirva para realizar algo que realmente lo apasione.

Por su parte, su ex esposa Gillian comentó hace algún tiempo en una entrevista: “El dinero está, supuestamente, para hacer a todo el mundo feliz, pero lo cierto es que convierte a la gente en personas exigentes y codiciosas. Les he dado dinero, casas y coches, pero siguen queriendo más”.

Bueno, detalles más o menos en cuanto a los personajes, sus circunstancias y experiencias, esta historia se parece a otras ya conocidas, no menos extrañas. ¿La felicidad podrá estar en el milagro de ganar la lotería, en tener de pronto mucho dinero?Falta ahora conocer tu opinión.


Redacción Digital

 
Redacción Digital