0
Publicado el 28 Junio, 2018 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Nada un kilómetro a oscuras en un peligroso río para salvar a una desconocida

"Nadé en la oscuridad siguiendo la voz de una chica que se hundía...", contó el joven tras rescatarla en plena noche de la poderosa corriente
El joven siberiano que rescat{o a una chica que se hundía en el río/ RT

(Foto: actualidad.rt.com)

Mientras el Mundial de fútbol capta la mayor atención, y tal vez más en Rusia por ser el país sede de la gran fiesta deportiva, la emocionante historia con desenlace feliz ocurrió este lunes en la ciudad siberiana de Ust-Kut, de la región de Irkutsk.

Los datos aparecen en un reporte publicado en la página web del Ministerio ruso para Situaciones de Emergencia.

Cuentan que Bogdán Ogoródnikov y Serguéi Kachin, dos jóvenes siberianos de 23 años y residentes de la ciudad de Ust-Kut, regresaban despreocupadamente a sus casas alrededor de la medianoche, y tal vez hablando de fútbol.  De repente,  oyeron un desesperado grito femenino desde el río Lena, uno de los mayores de Siberia.

Sin duda se trataba de una chica que clamaba ayuda al haber sido arrastrada por la fuerte corriente y en esas peligrosas condiciones no tenía oportunidad alguna de salir del agua por su propia cuenta.

Sin pensarlo mucho el joven Bogdán saltó al agua y mientras nadaba en la dirección de los gritos de la muchacha, su amigo Serguéi corría a lo largo de la orilla, pidiendo a la chica que hablase con él, para que el nadador pudiera ser guiado por la voz, ya que en la oscuridad le resultaba imposible verla.

Cundo Bogdán y la chica se iban aproximando a la orilla tuvieron el apoyo de un grupo de personas reunidas a los gritos por su amigo Serguéi, y entre todos los ayudaron a salir finalmente a la tierra.

“Nadé durante aproximadamente un kilómetro, en total oscuridad, y en el área de una boya blanca alcancé a la chica. Me saqué fuerzas suficientes para superar la corriente, la sujeté con firmeza, logré tranquilizarla para que se sintiera segura y colaborara, y así nadamos hasta la orilla”, contó el joven héroe siberiano cuando ya estaban a salvo.

Se supo que Bogdán Ogoródnikov trabaja como navegante en un barco.

Y también se conoció que la policía local abrió una investigación sobre el incidente, porque siempre hay preguntas por responder.

¿Qué te parece? El ser humano arrastra defectos que pueden devenir conductas deleznables, pero también alienta sentimientos solidarios que animan conductas heroicas, este es el caso.


Redacción Digital

 
Redacción Digital