0
Publicado el 25 Abril, 2020 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Durian

La fruta más apestosa del mundo puede cargar la batería de tu móvil

El motivo de su olor se debe a la mezcla de diferentes productos químicos que contiene en su interior. Hay un total de 50 compuestos químicos en total, y se iden
durian

Durián (o durión).

Por Fran Castillo

El durián es una fruta muy conocida en países como Indonesia. Tiene un tamaño aproximado de 30 centímetros, es redondeado y tiene espinas en su superficie, pero la peculiaridad que más destaca es su olor a podrido. A pesar de ser típica en estas regiones, muchos establecimientos prohíben la entrada de esta, e incluso es ilegal llevarla en un avión.

A pesar de su olor nauseabundo, su sabor es muy dulce. Siempre y cuando puedas soportar el olor, claro está.

¿Por qué es la fruta más apestosa del mundo?

El motivo de su olor se debe a la mezcla de diferentes productos químicos que contiene en su interior. Hay un total de 50 compuestos químicos en total, y se identifican con fórmulas muy diferentes.

Es muy difícil distinguir estos compuestos con la fruta. Quienes la han probado consideran que su olor es una combinación de afrutado, metálico, quemado, queso azul o miel. En definitiva, es un batiburrillo de olores que pueden desagradar a cualquiera.

No todo es imperfecto

Puede pinchar, oler mal e incluso ser ilegal en muchos lugares, pero esta fruta es capaz de cargar la batería de tu smartphone. Este hallazgo ha llegado de la mano de Vincent G. Gomes, profesor de la Universidad de Sídney.

¿Cuál es el motivo de que posea esta capacidad? El secreto está en la estructura de su biomasa. Su pulpa sirve para la síntesis de materiales basados en carbono.

Las baterías tradicionales tienen dos electrodos formados por electrolitos, que son sustancias químicas que sirven como catalizador para producir una reacción en el interior de la batería.

Para esta investigación, transformaron la biomasa del durián en aerogeles de carbono estables similar al material de los supercondensadores actuales, que están compuestos por materiales más caros y a base de grafeno.

Este avance es muy importante ante la situación climática de nuestro planeta, donde disminuye con rapidez los combustibles fósiles, y es necesaria la búsqueda de materiales orgánicos como combustible. ¿Veremos cargadores creados a base de esta peculiar fruta?


Redacción Digital

 
Redacción Digital