0
Publicado el 29 Abril, 2020 por Redacción Digital en Extraño
 
 

Con acta de defunción Nº 28.881...

Mujer dada por fallecida… “resucita” en la funeraria (+video)

Una mujer de 46 años fue declarada clínicamente muerta en un sanatorio privado, pero horas después, ya en la funeraria, dio señales de vida. Familiares denuncian una presunta negligencia médica y el galeno que certificó la defunción alega que es un caso de catalepsia
Mujer dada por fallecida 'resucita' en la funeraria

Foto: debate

A una mujer paraguaya de 46 años, que estaba internada en el  Sanatorio San Fernando, de Coronel Oviedo, los médicos la dieron por muerta este sábado, y llamaron a una funeraria para retirar su cuerpo.

Sin embargo los funerarios que acudieron notaron algo extraño en el supuesto cadáver e informaron a los del nosocomio que no podían llevársela porque la “fallecida” aún se movía.

La enfermera a cargo les explicó que tal movimiento se debió al efecto del oxígeno,  que daba de impresión como de que  seguía como agonizando.

Finalmente la llevaron a la funeraria, pero cuando iban a aplicarle formol al cuerpo, la mujer volvió a moverse y ante esa nueva evidencia, decidieron trasladarla al hospital del Instituto de Previsión Social (IPS),  y de este lugar fue conducida a su vez a la unidad de terapia intensiva del Hospital Regional de Coronel Oviedo, donde sigue luchando por su vida, pero con posibilidades de salvarse.

La policía elaboró un informe sobre lo sucedido y en el cual consta que la mujer está identificada como Gladys Rodríguez de Duarte, de 46 años, domiciliada en el Asentamiento La Victoria del barrio Maristas de la ciudad de Coronel Oviedo, quien sufre de una enfermedad desde hace tiempo. Su marido, Máximo Duarte Ferreira, de 50 años, la llevó hasta el sanatorio privado San Fernando de esta ciudad, que fue el escenario de esta insólita historia.

Fachada del Sanatorio San Fernando, donde una mujer fue declarada como muerta y llamaron a una funeraria para el retiro del cuerpo. FOTO: FACEBOOK.

Los datos policiales agregan que los empleados de la funeraria Duarte e Hijos recibieron el cuerpo en una bolsa mortuoria y que, una vez en el local de la empresa donde se iba a realizar el velatorio, confirmaron que la “muerta” seguía moviéndose.

Luego de reponerse del susto la llevaron al hospital donde, según los datos, los médicos lograron estabilizarla y está con muchas posibilidades de salir airosa en la dura batalla por salvar su vida.

El canal de televisión Noticias de Paraguay, informó que los familiares de Gladys acusan al doctor Vera de negligencia médica. Por su parte, el médico que la declaró muerta alegó que lo que ocurrió fue una caso de catalepsia, ya que la paciente que presentaba un cáncer terminal de útero, ya no presentaba signos vitales por lo que fue declarada muerta clínicamente.


Redacción Digital

 
Redacción Digital