1
Publicado el 10 Agosto, 2020 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

La Habana, ¿diferente?

Debido a la indisciplina, el egoísmo, la vanidad y el capricho de ciertos grupos de personas que se han considerado “intocables” por el coronavirus SARS CoV-2, la capital cubana ha dado un paso atrás, en lugar de dar dos hacia delante, en el enfrentamiento a la enfermedad

La Habana, ¿diferente?

Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Este lunes en La Habana se informó que ayer se reportaron 72 de los 93 nuevos casos positivos a la COVID-19. Restémosles algún que otro importado. No significa mucho, la cifra continúa elevada. Este lunes La Habana volvió a verle el rostro a la etapa de transmisión autóctona reducida del virus, porque una parte de sus habitantes lo propició.

Y estamos nuevamente en la etapa del “quédate en casa”; en los momentos en que está muy reducido el transporte, muchos centros de trabajo cerrados, y unas miles de personas ejerciendo el teletrabajo, o reubicadas.

Debido a la indisciplina, el egoísmo, la vanidad y el capricho de ciertos grupos de personas que se han considerado “intocables” por el coronavirus SARS CoV-2, la capital cubana ha dado un paso atrás, en lugar de dar dos hacia delante, en el enfrentamiento a la enfermedad.

La Habana, ¿diferente?

Que hoy las calles estén bastante vacías en algunos puntos no significa que esté diferente, pero se nota, se siente, porque la vida de esta Ciudad Maravilla, está especialmente en las personas que la habitan, en su alegría, en su hospitalidad y espíritu solidario. No es posible seguir así. Si ellos no cambian habrá que aplicarles fuertes medidas, acciones ejemplariozantes.

De las transgresiones del orden que es preciso mantener ante la pandemia, los que sí han de tornarse diferentes son los violadores de las medidas vigentes para enfrentar la epidemia.

Alguna experiencia han de obtener los “temerarios”. Porque hoy La Habana no está diferente, sino un tanto desolada en algunos lugares de alta concurrencia, porque ellos, que ayer bailaron, festejaron o pasaron los límites de lo establecido, con la consecuente propagación de la enfermedad, así lo han impuesto.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo