1
Publicado el 17 Octubre, 2018 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

17 de octubre de 1948

Aracelio Iglesias

Cuentan que en medio de una discusión sobre mejoras salariales, Carlos Prío, entonces ministro de Trabajo, le dice: "Ven acá, ¿tú te crees que eres el dueño de los muelles o qué?", a lo que Aracelio le replica: "¿Y tú te crees que eres el dueño de Cuba o qué carajo?"

Aracelio IglesiasLo matan por la espalda. Antes han tratado de sobornarlo de diversas maneras, pero nada logran. Despojan al sindicato de los portuarios de sus locales legítimos y él sigue dirigiendo al gremio desde cualquier lugar, pues tiene el apoyo de la masa obrera. Recurren entonces a los matones a sueldo… Aracelio Iglesias nace en Consolación del Sur, Pinar del Río, en 1901 y como muchos de sus coetáneos, se traslada a La Habana en busca de mejores opciones de trabajo. Solo encuentra empleo en el puerto; allí se hace comunista. En 1934, la tiranía de Batista-Caffery-Mendieta lo condena a tres años de prisión. Al salir de la cárcel, sus propios compañeros lo eligen para el más alto cargo del sindicato en 1940. “Era el alma obrera del puerto”, suelen decir los viejos portuarios, quienes resaltan de él su facilidad de discutir, de convencer con argumentos sólidos y la verdad por delante. “Verlo actuar era como asistir a una lección cotidiana”, dicen. Cuentan que en medio de una discusión sobre mejoras salariales, Carlos Prío, entonces ministro de Trabajo, le dice: “Ven acá, ¿tú te crees que eres el dueño de los muelles o qué?”, a lo que Aracelio le replica: “¿Y tú te crees que eres el dueño de Cuba o qué carajo?”. Cuando el 10 de octubre de 1948 toma posesión Prío como presidente de la República, anuncia que sus ministros van a colaborar con los trabajadores. A la semana justa, cuatro matones del Gobierno, pistola en mano, entraron silenciosos al local que ocupaba el sindicato de los portuarios, donde Aracelio, sentado de espaldas a la puerta, charlaba con unos compañeros. (P.A.G)


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García