0
Publicado el 16 Abril, 2021 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

PCC: Ocho Congresos, historia, presente y futuro

Por PEDRO ANTONIO GARCÍA

El actual Partido Comunista de Cuba es fruto legítimo de la Revolución. Surgido de la fusión de las tres principales organizaciones que llevaron el peso de la lucha contra la tiranía batistiana: el Movimiento 26 de Julio, el Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, tomó como su fecha fundacional el 16 de abril de 1961, cuando Fidel proclamó  el carácter socialista de la Revolución. Pero era necesario entonces pasar a una nueva fase de la unidad de todos los revolucionarios cubanos por lo que dichas organizaciones se fusionaron en las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI).

Lamentablemente ciertos errores y posiciones sectarias comenzaron a afectar el desenvolvimiento de las ORI, atajados a tiempo por Fidel, quien les puso fin con su crítica oportuna. El paso inmediato fue la constitución del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC), en el cual se establecieron tres principios de ingreso a la organización: la voluntariedad, el criterio de las masas y la selección.

Como expresara Fidel en un acto celebrado en el entonces teatro Charles Chaplin (hoy Karl Marx), el 3 de octubre de 1965, “es necesario que el nombre de nuestro Partido diga no lo que fuimos ayer, sino lo que somos hoy y lo que seremos mañana”. Y desde entonces se denominó Partido Comunista de Cuba.

El fundador del Partido y líder de la Revolución anunció en ese acto la constitución del primer Comité Central y los miembros que lo integraban. Al respecto afirmaría: “No hay episodio heroico en la historia de nuestra patria en los últimos años que no esté ahí representado; no hay sacrificio, no hay combate, no hay proeza –lo mismo militar que civil– heroica o creadora que no esté representada; no hay sector revolucionario, social, que no esté representado”.

Durante su intervención, Fidel aludió a “una ausencia en nuestro Comité Central de quien posee todos los méritos y todas las virtudes necesarias en el grado más alto para pertenecer a él”. Y dio a conocer la carta de despedida del Che, quien marchaba a otras tierras a cumplir con su deber de internacionalista.

También durante aquella actividad se informó de la creación del matutino Granma, a partir de la fusión de los diarios Revolución y Hoy, inicialmente órganos del Movimiento 26 de Julio y del Partido Socialista Popular, respectivamente.

Primer Congreso. Institucionalización

El Primer Congreso del Partido comunista de Cuba tuvo lugar en el teatro Karl Marx entre el 17 y el 22 de diciembre de 1975.

Los delegados aprobaron una serie de documentos y proyectos de tesis, entre ellos, la Plataforma Programática y los Estatutos del Partido.

Otros dos importantes acuerdos de esta magna cita partidista fueron la nueva división política-administrativa y el proyecto de Constitución Socialista, este último se sometería luego a la aprobación del pueblo mediante referéndum.

Segundo Congreso del PCC. Desarrollo

Sesionó del 17 al 20 de diciembre de 1980, en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

Se expuso un balance del período entre 1975 y 1980, así como las proyecciones futuras para el quinquenio 1981-1985 y las líneas generales de la política nacional e internacional.

Se analizó la situación económica de la época.

Tercer Congreso del PCC. Rectificación

Tercer Congreso del Partido Comunista de Cuba

Celebrado entre el 4 y 7 de febrero de 1986, en La Habana, con una sesión diferida en diciembre de ese mismo año.

Destacó los logros en el desarrollo socioeconómico del país y el nivel de vida de la población, entre otros, a pesar de dificultades objetivas como el recrudecimiento de la hostilidad imperialista, la intensificación del bloqueo y los problemas climatológicos.

Por otro lado, se profundizó en el análisis sobre la rectificación de errores y tendencias negativas.

 

IV Congreso del PCC. Período especial

Cuarto Congreso del Partido Comunista de Cuba

Se efectuó en Santiago de Cuba, del 10 al 14 de octubre de 1991, en uno de los momentos más difíciles de la historia de nuestro país, tras el derrumbe del campo socialista y el recrudecimiento del bloqueo.

Allí se proclamó, después de haberse debatido por todo el pueblo, el Llamamiento del IV Congreso.

No se presentó un informe escrito, se debatieron ideas y planteamientos del momento, apartándose de todo formalismo.

Entre otros temas, se aprobó la entrada de los creyentes religiosos al Partido y se abordó el papel de la ciencia en función del desarrollo y el mercado libre campesino.

Quinto Congreso del PCC. Unidad

Para derrocar a la Revolución Cubana, Estados Unidos endureció el bloqueo con el que desde 1962 agredía económicamente a la Isla: en 1992 fue promulgada la Ley Torricelli, y luego lo reforzó aún más con la Helms-Burton (1996). De ahí que este congreso, celebrado entre el 7 y el 10 de octubre de 1997, llamara a fortalecer la unidad del pueblo para enfrentar sin vacilaciones el feroz recrudecimiento de la guerra económica, la subversión ideológica y las presiones y amenazas de todo tipo de los imperialistas yanquis.

Sexto Congreso del PCC. Actualización

(Foto: Raúl Abreu)

Este congreso se celebró del 16 al 19 de abril de 2011, con catorce años de diferencia con respecto a la magna cita anterior

Entre otras causas, por las urgentes estrategias de enfrentamiento a las coyunturas económicas negativas de la década del 2000 y las consecuencias que en el plano nacional dejó el período especial, sumado a la gravedad del estado de salud de Fidel en el 2005.

El cónclave concentró sus debates en la solución de los problemas de la economía y las decisiones fundamentales de la actualización del modelo económico cubano y la adopción de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Séptimo Congreso. Perfeccionamiento

Se desarrolló en el Palacio de Convenciones, del 16 al 19 de abril de 2016, con la presencia de 1000 delegados, quienes debatieron, entre otros temas, sobre la concepción de un partido único, su papel y lugar en la dirección de la sociedad; la marcha del proceso de implementación de los Lineamientos, la conceptualización del modelo económico y social cubano, la dualidad monetaria y cambiaria; los valores y actitudes que se expresan en determinados sectores sociales y el enfrentamiento a la subversión político- ideológica del imperialismo contra Cuba. A la sesión de clausura asistió Fidel, quien reflexionó sobre estos temas y dialogó con los presentes.

Octavo Congreso. Continuidad

Escenario oportuno para la actualización de nuestra estrategia de resistencia y desarrollo, significa un estímulo a la participación de militantes, revolucionarios y patriotas en las soluciones que se demandan para enfrentar la aguda crisis mundial que nos impacta y continuar transformaciones que fortalezcan la economía nacional.Como en Girón, 60 años después, frente al imperio que nunca logrará doblegarnos, y ante dificultades presentes y futuras, por poderosas que sean, una vez más proclamaremos ante el mundo nuestra convicción irreductible de victoria.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García