2
Publicado el 14 Abril, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Estupenda bebida

Beber café podría ayudar a reducir el riesgo de padecer Alzheimer y Parkinson, propuesta de Lázaro Fernández, de Cienfuegos
Estupenda bebida.

También se asegura que el consumo de café puede protegernos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias e infecciosas. (Foto: lavanguardia.com).

Un estudio reciente del Instituto de Información Científica sobre el Café (Suecia) insiste en el papel potencial del consumo de esta bebida en la reducción del riesgo de trastornos neurodegenerativos como las enfermedades de Alzheimer y Parkinson.

Se estima que el número de afectados por la enfermedad de Alzheimer aumentará globalmente de los 47 millones actuales a 75 millones en 2030 y a 132 millones en 2050.

El informe de la profesora Elisabet Rothenberg, de la Universidad de Kristianstad, Suecia, analizó el papel de los componentes de la dieta, incluida la cafeína, en la reducción del riesgo de trastornos neurodegenerativos. La investigación considera los mecanismos involucrados en las asociaciones positivas entre el café y la enfermedad de Alzheimer y Parkinson que aún no se conocen bien.

El papel de la cafeína y otros compuestos de origen vegetal presentes en el café, como los fitoquímicos y los polifenoles, fueron de particular interés académico.

Para el informe se revisaron varios estudios epidemiológicos que han encontrado que el consumo moderado de esta bebida se asocia con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. De hecho, se sugiere que los bebedores del líquido pueden reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad hasta en un 20 por ciento.

Los hallazgos claves de la indagación destacados en el informe incluyen: el patrón dietético con impacto en el peligro de desarrollar trastornos neurodegenerativos, el consumo de café marca la ayuda en la reducción o riesgo de tales afecciones e incluso puede aliviar los síntomas.

El ingerir de manera moderada el café se puede definir como 3-5 tazas por día.

 Argumentan los entendidos en el asunto que se requiere más investigación para una mejor comprensión de las asociaciones. También se concluyó que los efectos suelen ser más fuertes en hombres, reduciendo la probabilidad de estas enfermedades. Se piensa que en el caso de las mujeres es posible que el estrógeno compita con la cafeína.

Asimismo, Elisabeth Rothenberg, señaló que el consenso científico es mucho más claro cuando se trata del impacto de la dieta en las condiciones neurodegenerativas y escribió que la investigación nutricional actualmente se centra más en la elección general de alimentos en lugar de nutrientes particulares o alimentos individuales para mantener una buena salud. Ella dice que la señal dietética mejor documentada proviene de las dietas mediterráneas. Son ricas en alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras, semillas, granos, evitan las grasas saturadas, las proteínas de origen animal y los azúcares refinados.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye