0
Publicado el 28 Abril, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

¡Idiota!

Acerca del origen de esta dicción pregunta Sarahí Guerra, de La Habana
¡Idiota!

La palabra imbécil es usada como adjetivo calificativo; indica personas que poseen poca inteligencia, alelados o torpes.(Foto: desmotivaciones.es).

A cargo de YAMILA BERDAYE

La voz idiota significa que alguien es tonto, estúpido e ignorante, tiene raíces griegas y aquí te decimos su verdadero origen. Para los antiguos helenos el idiótes (διώτης), era el ciudadano que no ocupaba ningún cargo público, se despreocupaba de los asuntos del Estado, o sea, que solo se dedicaba a sus asuntos particulares.

Literalmente significaba persona privada o que no participaba en los asuntos de la polis. En griego, el adjetivo idios (ΙΔΙΟΣ), expresaba de uno mismo.

Con el tiempo, idiótes adquirió el sentido de tonto o ignorante, por referirse a alguien que se desentendía de la política que le afectaba. Si no demostrabas responsabilidad social y conciencia política, se te consideraba apático e ignorante.

Sin embargo, la palabra fue transferida al latín como idiota y se usó para describir a una persona común de poca educación, ignorante y sin experiencia. Si asumimos todo lo dicho, resulta fácil identificar cómo la forma primaria y el significado de la palabra mutó al idiota moderno.

Es importante señalar respecto al asunto, que los antiguos griegos valoraban en demasía la participación política y la gobernanza colectiva.

Al mismo nivel que la palabra idiota está la voz imbécil, que proviene del latín imbecillis, y este del prefijo in-, no, y bacillus, pequeño bastón; o sea, el que no tiene bastón para apoyarse, tanto en el plano físico como intelectual.

El término se convirtió en insulto a mediados del siglo XIX, por influjo de su homólogo francés imbécile, que se empleó con connotaciones peyorativas.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye