0
Publicado el 29 Agosto, 2020 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Luisiana zona de desastre por daños del huracán Laura

La Casa Blanca informó el viernes que Trump 'inspeccionará los daños causados por la tormenta y recibirá información sobre las operaciones de asistencia y los esfuerzos de ayuda en curso' cuando llegue alrededor del mediodía del sábado. Posteriormente viajará al estado de Texas
Declarada Luisiana zona de desastre por Laura

Foto: Prensa-Latina

Washington, 29 ago (Prensa Latina) El presidente estadounidense, Donald Trump, emitió una declaración de desastre para Luisiana poco antes de su viaje de hoy al estado para inspeccionar los daños del huracán Laura, que dejó en el territorio unos 14 muertos y graves daños materiales.

La acción hace que los fondos federales estén disponibles para varias parroquias que estaban en el itinerario directo de la tormenta, entre ellas Allen, Beauregard, Calcasieu, Cameron, Jefferson Davis, Acadia, Vermilion, Catahoula, Grant, LaSalle, Ouachita y Union.

‘La asistencia puede incluir subvenciones para reparaciones de viviendas y habilitación de albergues temporales, préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas de propiedad no aseguradas y otros programas para ayudar a individuos y dueños de negocios a recuperarse de los efectos del desastre’, según un comunicado de la Casa Blanca.

En general, los fondos federales cubrirán al menos el 75 por ciento de los costos de emergencia y recuperación, mientras los gobiernos estatales y locales tendrán que pagar el resto.

Trump ‘inspeccionará’ daños

La Casa Blanca informó el viernes que Trump ‘inspeccionará los daños causados por la tormenta y recibirá información sobre las operaciones de asistencia y los esfuerzos de ayuda en curso’ cuando llegue alrededor del mediodía del sábado. Posteriormente viajará al estado de Texas.

El huracán Laura tocó tierra el 27 de agosto alrededor de la 01:00 hora local cerca de la localidad de Cameron, y los meteorólogos lo consideran el más fuerte que afectó dicha región en más de un siglo.

El fenómeno meteorológico entró a la mencionada demarcación con categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson con vientos cercanos a los 250 kilómetros por hora.

Los techos de numerosas casas volaron, las ventanas de los edificios se rompieron y muchas comunidades aún están inundadas por la marejada ciclónica y las intensas lluvias, señala este sábado el diario local The Advocate.

El Departamento de Salud de Luisiana informó que más de 220 mil residentes se encuentran sin agua, algo que se espera lleve posiblemente varios meses para resolverse por completo.

La compleja situación creada por el meteoro se suma a la gravedad de la crisis sanitaria del estado, que tiene más de 146 mil 250 casos de Covid-19, enfermedad que ya ocasionó unos cuatro mil 750 muertos en


Prensa Latina

 
Prensa Latina