0
Publicado el 26 Octubre, 2020 por EFE en Medio ambiente
 
 

Advierten sobre alarmante pérdida de biodiversidad

Reconocen que la pérdida de biodiversidad limita la capacidad de los ecosistemas para regular epidemias como la que ahora sacude al mundo.
extinción de especies

La conservación de la biodiversidad debería ser una acción global y consciente. Foto ilustrativa.

La ciencia ha advertido del preocupante deterioro de la naturaleza y ha urgido a la comunidad internacional a doblegar la curva del alarmante declive de la biodiversidad.

Esto sucedió tras comprobar que ninguno de los objetivos previstos en la Convención de Diversidad Biológica de la ONU para 2020 se ha cumplido.

La última llamada de atención de la comunidad científica se lee en la revista Science, donde un grupo de más de sesenta científicos de casi treinta países alertan de ese declive y de cómo la pérdida de biodiversidad limita la capacidad de los ecosistemas para regular epidemias como la que ahora sacude al mundo.

Convocados por la organización internacional “Future Earth”, sesenta científicos que integran la “Comisión de la Tierra” -una de las redes de sostenibilidad más grandes del mundo- han corroborado que no se han cumplido ninguno de los objetivos de conservación de la biodiversidad (que se plasmaron en las “Metas de Aichi”) y han sentado las bases que deberían a su juicio guiar los nuevos objetivos que se fijará la ONU para 2030 y 2050.

ACUERDOS.

La base sobre la que sustentar la conservación de la biodiversidad debería ser una acción “global” para incluir objetivos “múltiples y ambiciosos”, han observado que los científicos, que han incidido en no centrar la lucha contra el deterioro de la naturaleza en una sola faceta, como podría ser la extinción de especies.

Y han advertido de que orientar esas metas a un objetivo único es “muy arriesgado”, como lo sería -han apuntado- que la lucha contra el cambio climático se centrara solo a tratar de que el aumento de la temperatura media de la Tierra se sitúe por debajo de los 2 grados.

Entre esos objetivos, la comunidad científica propone fijar una restauración “estricta” de ecosistemas, tanto en las tierras naturales como en las ya intervenidas, minimizar la pérdida de especies, conservar el 90 por ciento de la diversidad genética y garantizar la amplia gama de contribuciones de la naturaleza a las personas.

Los autores han insistido en que se trata de una evaluación “independiente, científicamente fundamentada y exhaustiva” pero que se centra solo en aspectos biológicos y no han estudiado las consecuencias políticas o económicas de esos objetivos, pero han dejado claro que no atender esos aspectos (políticos y sociales) a la hora de fijar los objetivos “sería una receta para el fracaso”.

(EFE)

La ciencia urge a doblegar la curva de la alarmante pérdida de biodiversidad

 


EFE

 
EFE