0
Publicado el 30 Octubre, 2020 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Residuos de fármacos en peces y reservas de agua

peces

Científicos encontraron residuos de antidepresivos como el Prozac en peces, y altas concentraciones en embalses del popular analgésico conocido como paracetamol. Imagen ilustrativa.

Washington, 30 oct (Prensa Latina) Un equipo de científicos alerta hoy sobre la presencia de algunos fármacos utilizados por el ser humano en algunas especies de peces y reservas de agua potable.

De acuerdo con un estudio divulgado en la revista Aquatic Toxicology, algunas poblaciones de peces sufren afectaciones por los estrógenos de las píldoras anticonceptivas que terminan en el agua tras el consumo humano.

Los expertos descubrieron que los peces expuestos al estrógeno en concentraciones de cinco nanogramos por litro, en condiciones de laboratorio controladas, tenían menos machos y producían menos crías, lo que afecta a esas poblaciones.

Las hormonas y otras sustancias químicas que no se eliminan durante el tratamiento del agua potable pueden bioacumularse en la cadena alimentaria o terminar en el preciado líquido.

Según la Organización Mundial de la Salud, 842 millones de mujeres utilizan métodos anticonceptivos en todo el planeta.

RESIDUOS CONTAMINANTES.

El etinilestradio puede interferir con las hormonas reproductivas y el desarrollo, si se consume en exceso o por personas vulnerables como los bebés, incluso pueden ver alterado su desarrollo cerebral.

Asimismo, los científicos encontraron residuos de antidepresivos como el Prozac en peces, y altas concentraciones en embalses del popular analgésico conocido como paracetamol.

La realidad es que, de los medicamentos que tomamos, nuestro cuerpo solo absorbe una pequeña porción de la dosis.

El resto, hasta el 90 por ciento, se excreta, ya sea en el inodoro, a través del sudor que termina en el agua de la ducha o de la lavadora.

Parte de esos residuos llegan a la cadena alimentaria humana a través del ganado, de los peces y del agua potable, y una solución sería mejorar los sistemas de tratamiento de aguas residuales, según los especialistas.


Prensa Latina

 
Prensa Latina