2
Publicado el 29 Mayo, 2017 por Walfrido López Gonzàlez en Mi veterinario
 
 

Cuidado con el sarro

Todos los inconvenientes y peligros del sarro se minimizan con una oportuna visita al veterinario

Por WALFRIDO LÓPEZ GONZÁLEZ

Respuesta al lector ERNESTO MASILLA, ALDECOA, LA HABANA:

Llamamos sarro a los depósitos de sales minerales provenientes de la saliva unidos a restos de alimentos sobre muelas y dientes del perro, gato, caballo y otros mamíferos.

En el perro comúnmente comienzan a los 4 o 5 años con un anillo oscuro sobre la base y cara labial de las piezas proximales.

A los 7-8 años implican a las muelas carniceras (tercer molar) y después de una década todo es feo ¡muy feo!

Puede haber gingivitis provocada por bacterias que afectan el funcionamiento de riñones, hígado y formación del jugo gástrico.

Todo esto se minimiza con una visita al veterinario.

Este profesional emplea instrumentos especializados y por lo general aprovecha la ocasión para extraer las piezas debilitadas por la masticación y el tiempo.

¡Nos vemos!


Walfrido López Gonzàlez