0
Publicado el 6 Junio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

México elecciones: alianzas y fragmentación

Según los datos preliminares el PAN gobernaría 11 entidades federales del país, pero las que alcanzó en las urnas la víspera tienen que ver mucho con políticas de alianza y la fragmentación del voto que contrastan con los tiempos en que el PRI era el partido indiscutible y mayoritario

mexico-elecciones-colegioMéxico, 6 jun (PL) La época en que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) campeaba en México pasó a la historia, y ello se corrobora otra vez hoy, cuando avanzan los resultados de los comicios del 5 de junio.

Según el Programa de Resultados Preliminares Electorales, el PAN aparece ganador en Aguascalientes, Durango, Chihuahua, Puebla, Quintana Roo y Veracruz, de un total de 12 estados donde se renovó el puesto de gobernador además de otros cargos de votación popular.

El PAN gobernará entonces 11 entidades federales del país, pero las que alcanzó en las urnas la víspera tienen que ver mucho con políticas de alianza y la fragmentación del voto que contrastan con los tiempos en que el PRI era el partido indiscutible y mayoritario.

Fue decisiva la coalición PAN-Partido de la Revolución Democrática (PRD) para el triunfo en estados como Durango y Quintana Roo, pero los del PAN también tuvieron apoyo de otras formaciones políticas como el Partido del Trabajo, que se ubica a la izquierda.

Por su parte el PRI, del presidente Enrique Peña Nieto, se llevó las gobernaciones de Hidalgo, donde nunca ha perdido; Sinaloa, Zacatecas, Oaxaca y Tlaxcala.

En esas entidades no fue solo y resultó necesario el acompañamiento de partidos como el Verde Ecologista de México, Nueva Alianza y otros que integran todo un cóctel tanto de un lado como del otro.

Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, dijo esta mañana en entrevista televisiva que su partido “esta de vuelta” y ahora gobierna 11 estados del país donde vive un tercio de la población nacional.

Sin embargo, Anaya reconoció que sin alianzas, con el PRD, sobre todo, tal resultado habría sido imposible.

A su vez Agustín Basave, presidente del PRD, afirmó que hoy el voto está fraccionado en México y todos los partidos con aspiraciones de gobernar necesitan del concurso de otras fuerzas políticas, incluso ubicadas desde otras esquinas ideológicas.

De seguro ambos dirigentes políticos están pensando en seguir uniendo votos para los comicios de 2018, cuando estará en jugo la presidencia de la República.

Esta mañana, en tanto, cunde el silencio en la dirigencia del PRI, luego que su presidente nacional Manlio Beltrones asegurara en la tarde del domingo que su agrupación ganaría la mayoría de las gobernaciones en disputa.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI, en el gobierno) se impuso en Hidalgo, Sinaloa, Zacatecas, Oaxaca y Tlaxcala. Con tales resultados, el PRI sufre un severo golpe en sus aspiraciones de mantenerse en la residencia presidencial de Los Pinos en los comicios de 2018.

Sin embargo, estos datos preliminares podrían ser el anticipo de cuestionamientos sobre los resultados de los comicios, marcados por más de un millar de denuncias de violaciones a la ley electoral.

Así se anuncia en Ciudad de México, donde el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) aparece con la mayoría de los delegados elegidos para la Constituyente que redactará la primera Constitución de la capital del país.

Desde ya se adelantan litigios ante el tribunal electoral entre Morena y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que por segundo año consecutivo pareciera el principal perdedor en los comicios.


Prensa Latina

 
Prensa Latina