0
Publicado el 10 Septiembre, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Rusia-EEUU: agitada negociación para acuerdo necesario

Entre los puntos pactados figura la creación de un centro ruso-estadounidense para coordinar la separación entre terroristas y la oposición, otro para deslindar las zonas de acción de la aviación rusa y la estadounidense y otro de garantías para acceso humanitario
(PL)

(PL)

Por Antonio Rondón García

Moscú, 10 sep (PL) Tras 14 horas de negociaciones, el canciller ruso, Serguei Lavrov, y el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, pactaron hoy un paquete de cinco acuerdos para finalizar hostilidades y coordinar acciones contra terroristas en Siria.

Lavrov declaró en una conferencia conjunta con Kerry en Ginebra que los arreglos permitirán coordinar el combate al terrorismo, ampliar el acceso a los necesitados en la ciudad siria de Aleppo y fortalecer el régimen de fin de hostilidades.

El cese de combates está pactado para el próximo lunes, se conoció aquí de fuentes diplomáticas que avanzaron algunos pormenores de los documentos, cuyos textos completos se mantienen cerrados por el carácter sensible de los datos que manejan.

Pero entre los puntos pactados figura la creación de un centro ruso-estadounidense para coordinar la separación entre terroristas y la oposición, otro para deslindar las zonas de acción de la aviación rusa y la estadounidense y otro de garantías para acceso humanitario.

El jefe de la diplomacia rusa afirmó que el gobierno sirio estaba dispuesto a acatar lo pactado en la ciudad suiza, mientras Kerry aseguró que la oposición también cumplirá con esos documentos.

Al principio, la parte norteamericana se mostró indiferente ante nuestras propuestas de una coordinación amplia en Siria y solo deseaban contar con procedimientos para evitar incidentes imprevistos entre los aviones de combate de ambas partes, apuntó Lavrov.

Pero después que el presidente ruso, Vladimir Putin, y el estadounidense, Barack Obama, conversaron, se decidió realizar esfuerzos para llegar a un cese de hostilidades en el estado levantino, recordó el diplomático ruso.

En la conferencia de prensa, Kerry anunció que los dos estados alcanzaron acuerdos que esperaba puedan poner fin al sufrimiento del pueblo sirio y permitan pasar al inicio de un proceso político.

Damasco denunció en todo momento que Estados Unidos y otras potencias occidentales pertrecharon y financiaron a grupos armados, incluido el movimiento terrorista Estado Islámico (EI) para derrocar por la fuerza al presidente sirio, Bashar Al Assad.

De acuerdo con la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, Kerry tomó una pausa de nueve horas para consultar las decisiones con Washington durante las negociaciones en Ginebra.

El secretario de Estado aclaró que el régimen de cese de los combates atañe a cualquier actividad bélica, incluidos los bombardeos aéreos, después de los éxitos de la ofensiva del ejército sirio con apoyo de la aviación rusa.

De su lado, Lavrov explicó que se iba a hacer lo posible para que los participantes en el conflicto cumplan con el régimen de cese de los combates en las primeras 48 horas, para después extender ese procedimiento por otros dos días hasta lograr que sea permanente.

Además, ambas partes pactaron pasos para reaccionar ante la violación de los acuerdos, sobre todo, el régimen de fin de hostilidades, que en esta ocasión se ratifica como mecanismo válido, vigente, con reiteradas violaciones, desde febrero pasado.

Para su cumplimiento, Rusia estableció en su momento un centro de reconciliación para dar seguimiento al cese de hostilidades en la base aérea de Jmeimin, convertida luego en la primera instalación militar rusa fuera de este país.

Kerry insistió en la conferencia en crear en la carretera de Castello, con acceso a Aleppo, una zona desmilitarizada para garantizar el paso de ayuda humanitaria a esa ciudad.

Al respecto, Lavrov indicó que se acordaron los procedimientos para el paso de convoyes con ayuda humanitaria y mercancías a Aleppo en coordinación con la ONU y la Media Luna Roja siria.

La labor del centro ruso-estadounidense para separar a la oposición de los terroristas aparece como una de las más delicadas del paquete de arreglos, pues en ello deberán trabajar de conjunto la inteligencia de Rusia y Estados Unidos, como adelantaron Lavrov y Kerry.

Tras la separación de los terroristas de la llamada oposición moderada, Rusia, Estados Unidos y Siria coordinarán acciones aéreas para eliminar a esos elementos, aseguró Lavrov.

Pero, como reconoce el propio diplomático ruso, nadie puede dar una garantía de ciento por ciento para el cumplimiento de lo pactado en Ginebra, ello dependerá en mucho de las acciones en el terreno de las partes en conflicto, pero la esperanza muere última.


Prensa Latina

 
Prensa Latina