0
Publicado el 24 Mayo, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Lenin Moreno asume presidencia de Ecuador

En esta ceremonia, el presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, asume el cargo para el que fue designado por una mayoría de 51,16 por ciento de votos, en el acto que en estos momentos se lleva a cabo en la Asamblea Nacional.

(PL)

Quito, 24 may.- Lenín Moreno fue investido hoy como nuevo presidente de Ecuador en acto solemne celebrado en la Asamblea Nacional (parlamento), ante varios mandatarios latinoamericanos y unos 1600 invitados.

Moreno, candidato de Alianza País, ganó la silla presidencial con el 51.16 por ciento de los votos, tras vencer en una segunda vuelta electoral, el 2 de abril, ante Guillermo Lasso, de la coalición conservadora CREO-SUMA.

El dignatario número 44 de Ecuador recibió la banda presidencial de manos del exmandatario Rafael Correa, tras jurar ante el titular de la Asamblea Nacional (AN), José Serrano.

Muchas gracias por acompañarnos hoy en una jornada en la que se unen el pasado, el presente y el futuro que estamos construyendo durante 10 años, refirió Moreno.

En ese sentido destacó que fue un decenio, cuando se forjaron las bases para vivir con energía limpia y propia y ‘en el que recuperamos la autoestima y el sentido de pertenencia de los ecuatorianos’.

‘El periodista debe exigir justicia y no venganza’

El Presidente Moreno aseguró que como ecuatorianos debemos afianzar los logros alcanzados y mejorarlos, ya que queda mucho por hacer, y enumeró varios ejes que serán la base de su programa de Gobierno.

Habló de la necesidad de impulsar la disminución de la desnutrición infantil, pues es el único objetivo del Milenio que Ecuador no alcanzó a cumplir.

Explicó que otra de las metas es proveer de las carreras necesarias de los jóvenes, pero sin descuidar la excelencia. Para esto, informó, se crearán cursos propedéuticos y créditos oportunos para la Educación Superior.

Destacó la labor por el arte, el deporte y la formación en valores, como la honestidad, la transparencia y lealtad a la Patria.

Enfatizó sobre la lucha sin cuartel al microtráfico y advirtió que si es necesario se decretará una emergencia nacional para combatir este mal social.

En economía, ratificó lo expresado durante la campaña, que se sostendrá la dolarización y no habrá vigencia de una moneda paralela.

En su intervención habló de un diálogo abierto e incluso lo calificó como método y cultura de vida. ‘No puede haber diálogo sin libertad de expresión, dijo anunciando que no realizará el Enlace Ciudadano semanal que realizó el ex Presidente Rafael Correa, como método de información gubernamental.

Sin embargo, enfatizó que ‘Mantendré informada a la ciudadanía sobre toda la gestión gubernamental que será completamente transparente’.

‘El periodista debe exigir justicia y no venganza’ , dijo dos veces en su discurso, haciendo un llamado a la responsabilidad por parte de los medios de comunicación.

‘Constituiremos un frente nacional, público y privado, para combatir la corrupción’, dijo, al tiempo de anunciar que se ha solicitado a las autoridades brasileñas la lista completa del caso Odebrecht.

Ratificó que su Gobierno seguirá apoyando los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN, enfatizando que esta será una política constante.

‘Mi ideología es el Ecuador’, aseguró Moreno, quien habló de la necesidad de tomar la suelda, el timón y el arado de la Patria para trabajar por su porvenir.

‘Bienvenidos luchadores de la paz y de la vida y lo son y lo serán cada día, mucho más’, concluyó su emocionada intervención que fue acompañada constantemente por sonoros aplausos.

La Revolución Ciudadana era solo una utopía 10 años atrás

En sus palabras de apertura de la ceremonia, José Serrano, titular de Asamblea Nacional, dijo que 10 años atrás la Revolución Ciudadana era solo una utopía, pero que ya era un sueño con dividendos reales para el pueblo.

Este día la democracia ecuatoriana renueva sus votos con la responsabilidad de construir un país fuerte y sólido, destacó. Serrano subrayó que pese a las presiones oposicionistas y sus intentos manipuladores no pudieron detener al pueblo ecuatoriano que con un líder joven al frente logró una nación mucho más digna e independiente.

En la jornada se produjo la despedida oficial del presidente Rafael Correa, quien abandonó el recinto parlamentario en medio de vítores y abrazos de los diputados, amigos e invitados.

A la ceremonia de investidura asistieron numerosos jefes de Estados, altos funcionarios gubernamentales e invitados como Michelle Bachelet (Chile), Juan Manuel Santos (Colombia), Mauricio Macri (Argentina), Horacio Cartes (Paraguay), Willy Flores (Guatemala)y Miguel Díaz-Canel Bermúdez (Cuba), entre otros estadistas.

Al dar inicio a la ceremonia, el presidente de la Asamblea Nacional saludó al gobernante saliente Rafael Correa, en medio de sonados aplausos de los asistentes.

‘Rafael, Rafael’,  ‘Lenín, Lenín’

(http://www.presidencia.gob.ec/)

Nada más iniciar la intervención de Serrano, el público estalló en gritos de ‘Rafael, Rafael’, para posteriormente vitorear al presidente entrante, Lenín Moreno, al grito de ‘Lenín, Lenín’.

Serrano saludó la presencia de gobernantes extranjeros en la ceremonia, que tiene lugar en la sede de la Asamblea Nacional.

El presidente de la Asamblea Nacional  evocó el papel desempeñado por el presidente saliente Rafael Correa en la transformación del país esta última década, después de un siglo de desigualdades, según dijo.

‘­Gracias presidente Correa! ­Gracias presidente Correa!’, afirmó Serrano en medio de los aplausos antes de iniciar un repaso histórico a la situación de Ecuador.

‘Al final de la centuria Ecuador se contaba entre los países más pobres de la región (..) con los últimos índices de estadísticas de los países de la región’, subrayó al iniciar un discurso volcado en elogios a Correa.

En esta ceremonia oficial de investidura,  Lenín Moreno, asumió el cargo de presidente del Ecuador, para el que fue electo por una mayoría de 51,16 por ciento de votos, en el acto que en estos momentos se lleva a cabo en la Asamblea Nacional.

El exvicepresidente (20017-2013) resultó vencedor en las urnas el pasado 2 de abril, cuando se impuso pese a todas las acciones de la oposición para desacreditar a su compañero de fórmula, Jorge Glas, y de sembrar la idea de un fraude que nunca pudo probar.

Lenin Moreno, presidente de Ecuador.

(Foto tomada de la transmisión en vivo de presidencia.gob.ec)

Con 63 años de edad, Moreno es conocido internacionalmente por su lucha por dignificar la vida de las personas con discapacidad, algo que logró mediante la Misión Manuela Espejo, a través de la cual quedaron registrados a nivel nacional todos los ecuatorianos con limitaciones físicas e intelectuales.

El modelo fue replicado en naciones como Chile, Colombia, Honduras y Haití.

Como figura política, el mundo lo conoció cuando asumió la vicepresidencia de Ecuador en 2007, cargo que mantuvo hasta 2013, al decidir no postularse para retenerlo.

Su extraordinaria labor por las personas con discapacidad llevó al entonces secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Kimoon, a designarlo como su enviado especial para ese sector, lo cual asumió hasta 2016, cuando solicitó su separación a fin de dedicarse a la campaña electoral, por el gubernamental Movimiento Alianza PAIS.

Junto a Jorge Glas como compañero de binomio, Moreno defendió por toda la nación su programa político basado en el proyecto Toda una vida, que busca la protección de los ecuatorianos desde su nacimiento.

Atención médica a embarazadas, neonatos y adultos mayores, impulso a emprendedores, sobre todo jóvenes, generación de empleos y la construcción de miles de casas, así como el perfeccionamiento del sistema educativo, son algunos de los pilares de la iniciativa.

La propuesta de Moreno le permitió ganar los sufragios generales realizados en dos vueltas, la primera de ellas el 19 de febrero de 2017, cuando obtuvo el 39,36 por ciento de los votos, el mayor puntaje de los ocho aspirantes al Palacio de Carondelet, pero insuficiente para ser declarado triunfador definitivo, pues por ley se requiere al menos el 40 por ciento.

La segunda ronda comicial, efectuada el 2 de abril, también le concedió la victoria con el 51,16 por ciento, frente al opositor de CREO-SUMA, Guillermo Lasso.

Por si fuera poco, ante las peticiones de reconteo de la oposición por presunto fraude, Moreno fue ratificado tras las revisión de más de un millón y medio de papeletas.

Hoy, se convierte en el presidente de todos, como suele decir en llamados de apoyo a sus seguidores y a quienes no simpatizan con él, a trabajar unidos por el bien de Ecuador. (Con información de EFE y PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital