0
Publicado el 21 Mayo, 2017 por Lázaro Barredo Medina en Mundo
 
 

CUBA-EEUU

Mayoría pide avanzar

Numerosas opiniones de agricultores, militares retirados, hombres de negocios, y legisladores estadounidenses a favor de la normalización de relaciones

Por LÁZARO BARREDO MEDINA

El embajador Cabañas durante una conferencia en las proximidades de la bahía de Tampa. Foto: Cubaminrex

El embajador Cabañas durante una conferencia en las proximidades de la bahía de Tampa. Foto: Cubaminrex

El influyente diario The New York Times en su editorial el pasado 1° de mayo llamó a la Administración Trump a tomar en cuenta el sentir de una gran coalición de proparticipación que incluye legisladores de ambos partidos, empresas y jóvenes de origen cubano, pidiendo a la Casa Blanca que construya sobre la base del compromiso heredado y continúe el camino de la normalización en los vínculos con Cuba.

La agencia Prensa Latina (PL), por su parte, que acaba de reabrir de manera oficial su corresponsalía en Estados Unidos, con sede en Washington, ha subrayado en varios despachos los criterios de agricultores, militares retirados, hombres de negocios, analistas, grupos de solidaridad, legisladores y medios de prensa, quienes instan al presidente Donald Trump en igual sentido.

Resalta la misiva que más de una docena de generales, almirantes, generales de brigada y contraalmirantes retirados dirigieron al asesor de Seguridad Nacional de Trump, H.R. McMaster, pidiendo avanzar en los vínculos con nuestro país para fortalecer los intereses de seguridad y estabilidad en la región, entre cuyos temas, dice un despacho de PL, destacaron la lucha contra el terrorismo, el control fronterizo, la lucha contra las drogas, las protecciones ambientales y la preparación para emergencias. “La ubicación de Cuba en el Caribe y la proximidad a nuestra nación, la convierten en un socio natural y estratégicamente valioso en temas de preocupación inmediata”, señalaron los militares retirados.

De igual modo sobresale el foro sobre Cuba que se desarrolló recientemente durante dos días en la ciudad de Nueva York con la participación de personalidades de más de 20 estados norteamericanos y Canadá, donde se destacó cómo muchos gobernadores, congresistas, Cámaras de Comercio, líderes políticos y sociales, empresarios, etcétera, están hoy interesados y participando en la eliminación de la pertinaz hostilidad hacia la Isla.

Como subrayó el editorial del The New York Times, un grupo pequeño de legisladores ha presionado a la Casa Blanca para revertir el proceso de normalización que el presidente Barack Obama puso en marcha en 2014, sobre todo por el apoyo del “cogollito” de dirección en el Congreso, aun cuando hasta los de origen cubano están marginándose de los intereses de sus comunidades. Pero en el Congreso vienen produciéndose interesantes movidas contrarias a esa línea dura, lo cual se aprecia en los proyectos legislativos bipartidistas introducidos por varios miembros del Congreso para promover el fin del bloqueo o algunos de sus puntos y permitir al sector privado norteamericano comerciar libremente con la Isla.

Otra evidencia de ese deseo bilateral de ampliar las relaciones han sido las visitas del embajador José Ramón Cabañas a la ciudades de San Petersburgo y Tampa, en el estado de la Florida, los encuentros en las ciudades de Lansing y Detroit, en el estado de Michigan, así como en Columbus, capital del estado de Ohio. Los contactos con alcaldes, representantes legislativos, empresarios y directivos de entidades agrícolas y de la comunidad de negocios y en varias universidades, expresan el sumo interés por la colaboración e intercambios en distintas esferas, principalmente en el comercio con Cuba. La misión diplomática amplió en esos encuentros bilaterales las oportunidades de negocios que ofrece Cuba y reiteró que el bloqueo constituye el principal obstáculo para el fortalecimiento de los vínculos entre ambas naciones. También se dialogó con miembros de la comunidad de origen cubano en esas ciudades.

Como enfatiza el Times sería un error un cambio de política que es ampliamente popular entre los estadounidenses y casi universalmente apoyado por los cubanos.


Lázaro Barredo Medina

 
Lázaro Barredo Medina